12/12/07

PATAGONIA DIGITAL

Estimada “sirena” del Lago… le escribía hace algunos meses, a una amiga en el corazón de Patagonia… Te escribo, porque he leído en varios de tus post, que pides disculpas porque tu “cacharro” –termino coloquial para referirse el PC u ordenador- te esta fallando. Anteriormente, me contaste que te costo un ojo de la cara su reparación y que perdiste información valiosa. Nuevamente y atendiendo a tus comentarios, asumo, estas con los mismos problemas… Quejarse no ayuda mucho le decía, y es necesario que aprendas a proteger y optimizar este veleidoso PC que se taima como mula y hace de las suyas… Y agregaba: el computador debe estar al servicio de uno y no uno al servicio del computador. 

Algunos antecedentes generales para entender el problema. 

La mayoría de las veces, la maquina (hardware) que disponemos esta buena y lo que falla es software que le da vida a estas maquinas “virtuosas” y con ello, la puesta a punto de los equipos y los programas de protección. Equipos lentos, colgados o que no responden a nuestras expectativas de inversión, son pan de cada día. Por ello, al crear esta sección (PC ayuda) en mi blog, pensé en dar respuesta a una serie de preguntas que me hacen y que no tengo la capacidad, por tiempo, de responder en forma individual, pero si ofrecer una orientación general y sugerencias para su implementación. 

Instalar algunos programas (software) ANTI… alguna cosa, es una necesidad que nos evitará unos cuantos dolores de cabeza, gastos económicos innecesarios y lo más importante, la pérdida de información valiosa. Una necesidad, aún disponiendo de un equipo sofisticado de última generación. Y ello no necesariamente implica un costo adicional u oneroso, pues existen muchos programas libres de pago… El problema, es saber discriminar entre la abundante oferta que ofrece el mercado, su efectividad y el costo-beneficio de su uso. 

¿A que amenazas estamos expuestos cuando nos conectamos a Internet? 

A Troyanos, Keyloggers, Rootkits, Puertas traseras… Primero, señalar que todos los visitantes indeseables de la red, son códigos binarios o software. Los Troyanos y las Puertas traseras permiten el acceso de extraños a tu información. Una vez que una puerta trasera (backdoor) ingresa, el atacante puede tomar control total de tu PC. Un troyano se puede describir como un programa (software) que pretende ser algo que en realidad no es, generalmente llegan como un archivo adjunto en un mail o encriptado en imágenes. Un Keylogger es un tipo de Malware –abreviación de malicioso y software- que salva todas las teclas que aprieta sin que Ud. se de cuenta, mientras que los Rootkits inyectan código nocivo en su ordenador, que puede hacerlo lento, quedarse pegado o definitivamente inoperable. 

Los Gusanos y Bots… Los virus del tipo gusano son uno de los fenómenos más irritantes que se puede encontrar al navegar por Internet. Usualmente son transmitidos como archivos adjuntos, programas utilitarios o archivos ejecutables. Los gusanos mandan copias de ellos mismos a todos los destinatarios posibles –mail principalmente- causando un gran daño en los PC a los que ingresan. Los gusanos de internet y los Bots, aprovechan falencias en las defensas de su ordenador para infectar su PC y se reproducen a gran velocidad. También, en algunos casos tienen la capacidad de mutar, convirtiéndose en variantes del mismo. Sin que Ud. lo note, su PC se convierte en un gran zombie o autómata que no responde a sus instrucciones… ¡Es un autómata que hace lo que su creador quiere! y no lo que ud. desea… En caso de un ataque severo, puede perder irremediablemente información valiosa, bloquear su equipo o enviarlo directamente al cementerio. 

Marcadores… Cambian el número de marcado de su modem –que es la dirección electrónica (su código interno –IP- y único para cada PC) por donde va y vine la información- por un número de tarifa premium (PRN) si es que usa una conexión telefónica, la cual incrementará considerablemente el costo de su factura, sin que se de cuenta de ello hasta que le llegue la boleta de pago. 

Spyware, Adware, Hijackers, Pop-up… muestran continuamente publicidad en molestas ventanas emergentes y también espían su información privada (Nº cuenta bancaria, claves secretas, etc.). Los Hijackers cambian la página de inicio de su navegador sin que Ud. pueda volver a la de su preferencia. Le impone una página de inicio no deseada. 

Que hacer y como solucionar estos problemas. 

Para disfrutar de un computador saludable, instale a lo menos tres programas básicos: un Antivirus, un Antimalware y finalmente un optimizador (Tune Up) para el computador. Existen otros programas, pero en este post solo hablaremos de estos tres por el momento. 

Todos estos programas pueden bajarse de Internet –gratis o usar 30 días como prueba, sin costo alguno- en las direcciones que aparecerán asociadas al nombre de cada uno de estos productos y verán como nos cambia la vida. 

Para instalarlos, como norma general, primero bajar los archivos a tu disco duro y guárdalos por si fuese necesario reinstalarlos. Para que no se nos pierdan en el PC -cosa muy habitual- sugiero crear en una carpeta especial para guardarlos, por ejemplo: RESPALDOS. 

NOTA: Tenga presente que no se recomienda la instalación de dos antivirus juntos. Una tarea solo para expertos. En consecuencia, lo primero que hay que hacer, si es que tiene instalado un antivirus, es ir al Panel de Control de su computador, acceder al icono que dice: “quitar o agregar programas” y eliminarlo. 

Si dispone del antivirus NOD32. por ejemplo –no importa le versión si esta actualizada y vigente- MANTENGALO, es súper bueno, de lo contrario elimine cualquier antivirus antes de instalar el nuevo. 

Una vez eliminado este, ubicamos el antivirus BITDEFENDER (versión 10) que es gratis y se actualiza en línea (on line). Seleccione -de las dos que le ofrecen- la opción inferior, que es para Windows. NO utilice la que dice LINUX, que es otro sistema operativo y que seguramente NO USA.

Si no es un “computin” avanzado, deje que se instalen todas las prestaciones por defecto, como vienen configuradas desde fabrica. Una vez instalado, seguramente le pedirá que reinicie el sistema (computador) para optimizar sus funciones. Tras ello, hágale un escanner completo al PC. Puede demorar un poco dependiendo de la velocidad se su equipo. Si encuentra virus, dele las instrucciones para que los eliminen desde este mismo panel. 

Tras la instalación y un scanner completo del PC con el antivirus, vamos a instalar un ANTIMALWARE (software para eliminar otros códigos maliciosos, que no son precisamente virus, pero causan mucho daño). Vamos a un programa gratis que se llama A-ASQUARED de EMSI Software. En pantalla de inicio del programa, donde dice productos (lado izquierdo) click sobre leyenda productos que dice: a-asquared free. Se abre una página y al final de esta dice: descargar a-asquared gratuito para uso personal. Descargue al disco duro y desde ahí instale. Este programa no se actualiza on line, pero en su pagina de inicio dice: “actualizar ahorabuscar ahora”. Se abre una nueva ventana. Si es la primera vez que lo realiza sugiero seleccionar “a fondo” y luego click sobre buscar para que se ponga en operación. Puede demorarse un buen poco… ¡Tenga paciencia!. En el futuro, junto con actualizar el software, puede utilizar las alternativa “rápido o inteligente” que son menos demorosas, pero no menos efectivas. Cuando termina de correr el programa, saldrá una lista de lo que encontró. Marque todas las casillas y dele instrucciones de eliminar el código malicioso encontrado. (si hay actualizaciones aparece en letras rojas).  

Una vez eliminado los archivos potencialmente peligrosos que hubiese en su computador, hay que ordenarlo. Aquí entra en operaciones el programa TuneUp. Una excelente herramienta para ordenar, buscar enlaces rotos, liberar de tu disco duro archivos innecesarios, recupera espacios, encuentra y elimina errores de soporte, elimina entradas y accesos directos innecesarios del sistema, en síntesis, realiza una limpieza y ordena tu PC de forma sorprendente y eficiente. 

Antes de ejecutar TuneUp., señalar que es un programa de pago. Cuesta 35 Euros, pero la versión que es la que les indico en el enlace (2007) ofrece 30 días de uso como prueba. Tiempo suficiente para ordenar y limpiar un PC, aunque a futuro se hará necesario mantener este software en operación, ya que la limpieza y el orden del PC es cosa de todos los días o a lo menos semanal. ¡Es igual como en una casa! Siempre hay que ordenar y limpiar para que todo funcione bien.  

¿Como se utiliza? Desde su página de inicio hacer click en “pruébalo ahora gratis” Descárgalo en disco duro. Una vez instalado, en pantalla de inicio de tu PC aparecen dos “iconos” Uno ejecuta todas las operaciones en un click (One Click) y el otro es TuneUp Utilities. Al hacer click sobre este último, se despliega una pantalla… En el lado izquierdo hacer click sobre “Ordenar y Reparar”. En pantalla que se despliega, click sobre “tuneUp DiskCleaner” y en pantalla que aparece, a bajo click sobre siguiente hasta que pare el programa. Luego siguiente, siguiente hasta que en esa misma posición diga finalizar. Click sobre esto para volver a pantalla principal. Ahora, en la parte inferior, de esta misma, haga click sobre “tuneUp RegistryCleaner”, click sobre siguiente y espera que termine el programa. En la posición donde decía siguiente aparece “indicar fallos” click sobre el. Se despliega pantalla que en la parte superior derecha dice: “iniciar limpieza” click…Click sobre siguiente para que solucione los errores y por último click en finalizar… Así de simple… ¡Su equipo esta optimizado! 

En la parte superior de la pantalla dice: estadística que te indica la fecha y bajo esta se consigna información sobre los problemas que se resolvieron durante el mes y el total acumulado de problemas resueltos… No se asusten por la cantidad, no quiere decir que tu equipo este agonizando. Al igual que en una casa se junta mugre, en el computador también y no por ello la casa esta a punto de derrumbarse. 

Este programa también ofrece otras opciones que puede explorar, como por ejemplo, optimizar el uso del PC de acuerdo a sus preferencias (seleccionar) optimizar Internet de acuerdo al ancho de banda que dispongamos, etc. 

En otra oportunidad hablare de otros temas de utilidad para el PC. No obstante ello, sugiero mirar el Pack para Optimizar el funcionamiento del equipo informático que ofrece Google en forma gratuita. De ellos destacar la barra de navegación de Google para el navegador Firefox de Mozilla. Un navegador, al igual que Internet Explorer, pero con muchas prestaciones adicionales (complementos o plugin). Según muchos y yo comparto esa opinión, es bastante mejor que el Internet Explorer de Microsoft.
Compartir:

12/11/07

LA ULTIMA PATAGONIA

Tal vez, habría que decir que se trata de un viaje en el tiempo… hacia su desconocido origen, pasando por la olvidada ocupación de sus primitivos habitantes –básicamente canoeros nómadas- y por el protagonismo de su historia reciente. 

Estas tierras dispersas en los confines del mundo -en la costa patagónica chilena, entre los paralelos 50º y 51º de latitud sur y a 24 horas de navegación desde Puerto Natales (180 millas náuticas) y ubicadas en las proximidades de la entrada norte del Estrecho de Magallanes- bautizadas como los cincuenta rugientes –ya el solo nombre nos intimida- han fascinado siempre a los exploradores. En el siglo XVI, siguiendo las huellas de Magallanes, una carabela española desembarco en una isla calcárea aislada; que fue bautizada con el nombre del navío "Madre de Dios". Y a pesar de que la presencia humana en el archipiélago, en la actualidad, está confinada a la explotación de caliza en la cantera Guarello -con una ley de carbonato de calcio del 96%- permaneció casi invariablemente olvidada hasta el año 1997 - con excepción de algunas exploraciones geológicas nacionales- cuando una expedición espeleológica francesa en viaje a la isla de Diego de Almagro, descubre un paisaje único en el mundo: los glaciares de mármol, convirtiéndose a partir de esa fecha, en el centro de interés de la comunidad científica mundial. 

El año 2000, retornan los científicos de la Federación Francesa de Espeleología en compañía de geólogos chilenos e inician la exploración sistemática de las cuevas y el relieve de la isla. En su estadía descubren el Sumidero del Futuro, segunda cavidad en profundidad de Sudamérica (-376 metros) y el sumidero del Tiempo (2500 metros de desarrollo). En total recorren más de 8 kilómetros de galerías en 32 grutas…Y fue esta exploración la que permitió abrir una ventana hacia un mundo absolutamente desconocido y casi surrealista…Sin embargo, por aquella fecha, nadie podía presagiar que esta isla olvidada de toda investigación humana por su inaccesibilidad natural -climática y geográfica- durante siglos, iba a revelar tesoros científicos de la magnitud de los que conocemos hoy. 

Y debieron transcurrir otros seis años más (2006) para que pudiese arribar una nueva expedición de alto nivel científico y bien equipada –con una inversión de mas de 800.000 dólares- para poder comenzar a desentrañar los misterios del archipiélago y descubrir, entre otras tantas cosas: sepulturas Alacalufes –pueblo primitivo- en diversas cuevas con una antigüedad próxima a los 4.500 años y pinturas -dibujos antropomórficos o figuras geométricas- desconocidas en estas latitudes. 

Si bien hay referencias de que los Alacalufes eran diestros navegantes de los canales patagónicos, no existían antecedentes concretos de que hubiesen alcanzado la costa del Pacifico, por lo que este hallazgo supone una nueva frontera territorial. Desde el punto de vista de la paleoclimatología -estudio de las características climáticas de la Tierra en épocas pasadas- el descubrimiento más significativo esta localizado en la cueva de la Morrena, que aporta un archivo de depósitos glaciares con un espesor de más de 20 metros, que pudiese corresponder a un depósito contemporáneo de glaciación, incluso a los dos últimos o a fases sucesivas y una estalagmita –formación calcárea que crece desde el suelo- posterior al depósito morrénico, que se esta datando mediante el método uranio-torio para definir su antigüedad. 

Recordemos, dice uno de los científicos, que las estalagmitas se forman durante las fases de recalentamiento terrestre y ello supone la existencia de vegetación, en consecuencia de emisiones de gas carbónico desde el suelo. 

Es un hecho muy significativo conocer este período de recalentamiento postglaciar que permitió la formación de la estalagmita, ya que no existen registros de este tipo en esta región austral.... Hemos supuesto –agregan- que estos territorios han estado bajo una capa de hielo muy importante –en los últimos 10 millones de años- por lo que estos antecedentes, nos producen un quiebre muy significativo de nuestras teorías… Finalmente, señalaron, en la cueva de la Ballena, se descubre un cementerio de cetáceos a seis metros por encima del nivel de las pleamares, hecho que podría indicar, por una parte, el elevamiento post-glaciar de la región y por otra, podría dar cuenta de la variación del nivel del mar en épocas pasadas. El hallazgo de las osamentas de cetáceos se esta datando con C14 y análisis de ADN y constituye un descubrimiento paleontológico de gran trascendencia. 

El archipiélago Madre de Dios, a priori, posee todas las condiciones necesarias para declararlo un “desierto biológico”. Sin embargo -señalan los científicos- nuestras exploraciones revelaron una diversidad de flora y fauna inusitadamente abundante para estas latitudes y condiciones climáticas, incluso bajo las actuales, al punto de semejarse por su fisonomía, a la selva húmeda ecuatoriana de las altas montañas o a la selva húmeda-musgosa de altura de Nueva Guinea (3.000 a 4.000 m). 

Seguramente nuevas especies serán reconocidas por la ciencia en los próximos años... A modo de referencia, revelaron, “encontramos una sorprendente diversidad en invertebrados bénticos (que viven sobre el fondo) e hiporréicos (que viven en los sedimentos inundados bajo los ríos). Se recogieron al menos 15.000 invertebrados acuáticos; hasta ahora solo hemos reconocido 40 taxones diferentes, con al menos 20 familias de insectos distintas y aún nos queda una tarea muy ardua por delante…Para tener una estimación exacta de la biodiversidad de los ríos de Madre Dios, es necesario esperar aún”, queda mucho trabajo. No obstante ello, se han observado numerosos mamíferos y al menos reconocido 30 especies de pájaros durante la expedición. Nuestros colegas chilenos han observado, además, índices concretos de la presencia de muchas otras especies, que necesitamos clasificar con la ayuda de especialistas…Es sin lugar a dudas un medioambiente absolutamente hostil, pero de una abrumadora e inexplicable biodiversidad…” que necesitamos esclarecer.La sorprendente biodiversidad observada durante el verano del 2006 –como señala otro de los integrantes de la expedición- nos obliga a plantearnos algunas cuantas interrogantes. Primero, si asumimos una “puesta a cero” de la vida sobre el archipiélago durante la “última glaciación”, es necesario resolver algunas preguntas aún más complejas y sorprendentes: ¿Cuándo ocurre? Fueron uno o sucesivos los episodios… Y a partir de su ocurrencia ¿Cómo se pudieron colonizar los ríos de manera tan importante, en tan poco tiempo y a partir de qué fuentes?. También cabría preguntarse sí ¿el último episodio glaciar tuvo la magnitud que suponen los glaciólogos?...La encrucijada científica planteada en el archipiélago Madre de Dios no es menor ni reciente, toda vez que, la información proporcionada por investigaciones sobre foraminíferos bentónicos –fósiles microscópicos de microorganismos, cuya presencia esta asociada a condiciones ambientales muy sensibles como: temperatura, salinidad, pH y profundidad, del medio donde habitaron- obtenidas en los canales patagónicos y aguas subantárticas recientemente y que son utilizados como un indicador indirecto, pero muy confiable, de las condiciones climáticas de su hábitat y cuya antigüedad puede medirse mediante el uso del isótopo estable de oxígeno O16 ó O18, en forma similar a como se utiliza del C14 en otras áreas; arrojan una información discordante con los modelos actuales de periodos de glaciación e ínter glaciación conocidos y asumidos como válidos. 

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, la presencia de foraminíferos muy antiguos –Fusulinidos y Crinoides- en testigos sedimentarios obtenidos en isla Guarello y sus proximidades, sugieren un hábitat de origen cálido, un remanente tropical, que no guarda relación con las condiciones actuales del archipiélago, ni menos con las que hemos asumido…hecho que viene a validar la tesis postulada por algunos geólogos nacionales de que este “bloque” -que por su origen calcáreo, fue parte de un fondo marino- habría emigrado desde latitudes tropicales y se “adoso” o “encallo” en esta parte del continente. La subducción posterior -hundimiento de una placa litosférica bajo otra- muy activa en esta zona, por encontrase en las proximidades del llamado “triple punto”, donde convergen las placas de Nazca por el norte, Antártica por el sur -ambas bajo el mar- y la Sudamericana por el oriente habría -como consecuencia de la compresión de los terrenos que produce su avance- contribuido a su fusión, al punto de considerarla erróneamente como parte de una unidad geológica, que no es tal…Estas fuerzas tectónicas plegaron el terreno sedimentario y provocaron en ciertos casos una fusión y recristalización de sus rocas. 

Por otra parte, la expedición aporta otros antecedentes relevantes: “la pared interior de la cueva de la Morrena muestra dos acanaladuras glaciares horizontales, fenómenos observados por primera vez en un medio subterráneo. La cueva habría servido de receptáculo a los desechos rocosos transportados por el glaciar en el último período frío; donde se observan bloques envueltos en gravas (morrena típica), superficies de abarrancamiento (episodios de erosión) y arcillas y arenas sutilmente laminadas, que serían “barbas” glaciares formadas por sedimentación de un lago de fusión (deshielo). Estas barbas podrían corresponder a fases de recalentamiento “brutal” que se produjeron en los hielos… Intentaremos –señalan- comprobar si se trata de acontecimientos rápidos o forman parte de la sucesión de varias glaciaciones” Y una vez más volvemos a información que nos entregan los foraminíferos… Estudios recientes sitúan la primera glaciación en 14 millones de años y a partir de esta época, se ha podido establecer la ocurrencia de varios periodos. Algunos brutalmente intensos, en un corto periodo de años, otros menos intensos pero más extensos en el tiempo, hasta el más reciente y significativo que se sitúa hacia el año 1800…No obstante ello, en épocas más recientes, se evidencian otros micro periodos muy activos, por lo que desde el punto de vista micropaleontológico, habría una concordancia entre las “barbas” observadas en los sedimentos de las cuevas y la información proporcionada por foraminíferos obtenidos en testigos sedimentarios, que reflejan aumentos insospechados de temperatura, los cuales, según información proporcionada por (hervé et.al.1999) sobre la base del análisis microscópico de trazas de fisión en apatita, indicarían que las rocas pasaron por la isoterma de 100°C (3-4 km al interior de la tierra) hace alrededor de 10 Millones de años, en el sector sur de la isla Diego de Almagro. 

Es claro, en todo caso, que la solución de algunas de estas tantas interrogantes que nos plantea Madre de Dios, pasan por integrar información reciente que emana de otras disciplinas vinculadas a la geología –micropaleontología, paleoclimatología, paleobotánica, sedimentología, etc. y otras especialidades que bien pudiesen ayudarnos a comprender el problema del calentamiento global”… que hoy nos aqueja. 

En otro ámbito de hallazgos, habría que señalar que tarde, durante los últimos milenios, el hombre colonizo estos espacios rudos e inhóspitos que fueron habitados por pequeños núcleos de cazadores o recolectores nómadas que se desplazaban en rudimentarios barcos hechos de corteza de árbol (canoas). Del pueblo Alacalufe o Kawésquar, que frecuentó los canales patagónicos y la costa del Pacifico –Isla Madre de Dios- sólo han quedado algunos discretos rastros de su presencia: chozas, conchales, sepulturas y pinturas parietales. Por ello, los vestigios artísticos de su presencia encontrados en las cuevas litorales ubicadas en el seno Barros Luco, constituyen un hallazgo antropológico sin precedentes de su presencia. Este pueblo, si bien disponía de una organización social extremadamente sencilla y su población –por lo que se conoce- no excedió los 6.000 habitantes, se encontraba perfectamente adaptada a las condiciones climáticas imperantes en la región. Aún hoy en día, y lo hemos vivido a diario durante el verano del 2006 –señalan los expedicionarios- las condiciones climáticas –hasta 8.000 mm. de precipitaciones anuales, vientos huracanados -70 km en forma habitual- y temperaturas bajísimas- nos han complicado nuestro trabajo de investigación y en algunos casos ha sido imposible realizarlo, a pesar de todos los recursos tecnológicos que disponemos. Sin embargo, ellos pudieron sobrevivir por miles de años en un medio ambiente sumamente hostil en condiciones muy magras –casi desnudos, apenas cubiertos por alguna piel, desplazándose en botes de corteza y conservando el fuego en un cuenco de arcilla- para terminar desapareciendo como etnia hace poco menos de medio siglo, bajo la influencia del “hombre civilizado”, que vino a alterar radical y drásticamente su estilo de vida… introduciendo el alcohol y las enfermedades propias del el hombre “civilizado” para los cuales no disponían de mecanismos de defensa. 

Es lamentable que los “salvajes” que pretendían ver los europeos… incluido el gran Darwin, que en su vuelta por el mundo, al encontrase con ellos en el canal Beagle, había escrito, antes de retractarse por cierto, que no se podía hablar exactamente de hombres… hayan desaparecido de estos territorios. Y que esa visión, fue tal vez la que de alguna forma contribuyó a despoblar las frías tierras australes de sus primeros habitantes; de esta cultura que comienza a ser redescubierta y valorada a través de estos hallazgos antropológicos; constituidos básicamente por montones de conchas (lapas principalmente) y de restos alimenticios de mamíferos marinos y terrestres que los huéspedes de la gruta consumieron en torno a un hogar cónico que se encuentra presente en el centro de la cueva. “Es quizás una ocasión única de estudiar el régimen alimenticio de los cazadores y nómades marinos que habitaron estos territorios. 

Y aunque Madre de Dios sea muy hostil al hombre, la isla constituye una reserva de biodiversidad y una verdadera referencia de un ecosistema no afectado por el hombre y único, que ha estado protegida de las influencias humanas por su inaccesibilidad. “Estas paredes y su entorno, que forman parte de una encrucijada científica que esperamos aclarar, serán objeto de estudio por parte de la comunidad científica durante un largo tiempo, porque contienen información relevante que permite investigar los cambios climáticos del planeta, y entre ellas, las razones del calentamiento global actual, como afirma Bernard Tourte, jefe científico de la expedición…No obstante ello, los científicos, a partir de estos descubrimientos, que en algunos casos no tienen ningún referente a nivel mundial, como es el caso de las cuevas calificadas de anchialinas -reconocidas por su gran biodiversidad- esconden una fauna distinta de todos los demás medios subterráneos encontrados, donde varias especies son nuevas para la ciencia, llevándonos hacia una nueva frontera científica… que trataremos de dilucidar con la información que se recopile el 2008 y el aporte de la comunidad científica mundial.

Nota: Las fotos solo se publican con el propósito de documentar el artículo y pertenecen al archivo Centre Terre de la FEDERATION FRANCAISE DE SPELEOLOGIE.
Compartir:

11/10/07

TORMENTA DE POLVO EN PATAGONIA


En fecha reciente, en blog de una persona muy querida que vive en Chile Chico -Patagonia chilena- aparecía el siguiente comentario: ”no ha habido una evaluación de los efectos que pudo haber provocado la erupción del Hudson y su permanente nube de cenizas sobre la salud de los habitantes de la zona…Así vivimos en la zona. En la mañana desempolvas y a medio día tu casa está cubierta nuevamente de polvo”…

Y rescato este comentario, a raíz de una información que ha comenzado circular con cierta fuerza a nivel mundial, que dice relación con un descubrimiento que ha llamado poderosamente la atención de la comunidad científica: las tormentas de polvo en Patagonia. Un fenómeno, recurrente y conocido por la población local -que hasta ahora solo había generado algunos inconvenientes domésticos o de salud- pero desde su descubrimiento, se ha integrado a un acalorado debate científico y esta en la mira de inescrupulosos inversionistas, que ven en él, una forma fácil de hacer un gran negociado, a expensas de una inquietud mundial: el calentamiento global... y su posibilidad, no utópica, de que de este fenómeno pudiese ayudar a reducirlo.

Según información proporcionada por la periodista, Fabiola Czubaj, del Diario la Nación de Argentina (8/10/2007) “todo comenzó cuando un científico argentino que analiza imágenes satelitales para la agencia espacial de los Estados Unidos (NASA) observó manchas difusas que salían de Patagonia hacia el océano Atlántico. Tras descartar la presencia de nubes en el cielo austral, vio que se trataba de tormentas de polvo”…De ellas, dice el doctor Santiago Gassó, su descubridor e investigador asociado de la Universidad de Maryland (EE.UU.) y la NASA, donde se dedica a la detección satelital de aerosoles (partículas en suspensión dispersas en el aire) "conocemos el impacto local que tienen sobre la salud de la población, pero ignoramos su influencia sobre el clima".

“El estudio que realiza junto al doctor Diego Gaiero en el Centro de Investigaciones Geoquímicas y Procesos de la Superficie de la Universidad Nacional de Córdoba, detecto que la cantidad de polvo que vuela de Patagonia y se deposita sobre el agua del Atlántico es aproximadamente de unos 30 gramos por metro cuadrado por año. Este dato, según Gassó, es sólo comparable a la cantidad de polvo que el Mediterráneo recibe del Sahara, el desierto más grande y una de las zonas conocidas más activas del mundo en este tipo de fenómenos”.

Desde entonces, Gaiero y Gassó trabajan a la par con científicos de Italia, Alemania, Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Chile, Brasil y Argentina en el Centro Nacional Patagónico (CENPAT), en Puerto Madryn, recolectando información para evaluar el fenómeno. Gassó agrega: "existe mucho interés por saber la estructura de estas partículas y su desplazamiento e influencias en el clima a nivel global. En esta región del mundo, gran parte de las partículas que se encuentran en la atmósfera tienen un origen volcánico (cenizas) y por ello, una composición química compleja, que además, está asociada a emisiones de volúmenes importantes de gases de efecto invernadero y cuyo impacto sobre el clima no ha sido suficientemente evaluado.

Y la pregunta que resulta obvia es: ¿Cuál es la diferencia con lo que ocurre en otras latitudes, que hace tan significativo este hallazgo?... Primero, señalar que esta investigación se inscribe dentro de una serie de trabajos con miras a enfrentar el calentamiento global. En ella, los océanos desempeñan un papel importante dentro del ciclo del carbono, en el que interactúa la atmósfera, el medio ambiente físico y los organismos vivos. El CO2 atmosférico se disuelve en contacto con las aguas oceánicas y las corrientes submarinas lo diseminan por el planeta. El fitoplancton, microorganismos vivos dotados de capacidad de realizar la fotosíntesis (producción de materia orgánica a partir de la utilización del dióxido de carbono, el agua y la energía solar) que habitan en los mares, absorben cantidades significativas de CO2 de manera similar a como lo hacen las plantas terrestres. Cuando abunda el plancton, el océano se convierte en un "resumidero de carbono", que absorbe el CO2 y lo convierte en residuos orgánicos que eventualmente se hunden y almacenan en el fondo marino, como sedimentos. En teoría… una forma de retirar de la atmósfera el CO2 para combatir el calentamiento global, es propiciar el crecimiento del fitoplancton.

El aumento progresivo de los valores de CO2 en la atmósfera -como de hecho ha ocurrido en los últimos 200 años- podría hacernos suponer que la cantidad de dióxido absorbida por los océanos debiera presentar niveles de saturaciones similares y comparables en diferentes partes del mundo. Sin embargo, no es así. Resultados preliminares, que provienen de tres grande proyectos de investigación oceanográficos financiados por Europa -ESCOBA, CARUSO y ASGAMAGE– han concluido -utilizando técnicas experimentales y modelos informáticos creados especialmente para este propósito- que los océanos del hemisferio sur absorben más carbono. Un fenómeno, que a todas luces resulta incomprensible. Primero porque la disponibilidad de radiación solar –necesaria para la fotosíntesis de los organismos vivos que lo habitan- es significativamente inferior a la disponibilidad en áreas próxima al ecuador. Segundo, los habitualmente agitados y tempestuosos mares del hemisferio sur, no contribuyen a que el fitoplancton permanezca en superficie y reciban la cantidad de energía solar necesaria. Habitualmente, es sumergido a profundidades donde ni siquiera llega la luz. ¿Y entonces como se explica?.

La explicación para este fenómeno, según Hein de Baar, uno de los investigadores del proyecto CARUSO, es que el elevado contenido de COde los mares del sur, es producto de aguas que emergen desde las profundidades con alto contenido en nitrógeno, fósforo, silicio y otros micronutrientes, que se asociarían a corrientes horizontales que provienen de los márgenes continentales -arrastre sedimentario- también ricas en minerales, que enriquecen con hierro (Fe) las aguas superficiales, contribuyendo a mantener una población de fitoplancton de mayor densidad.

¿Cual es el papel del hierro? Este participa en procesos de oxidoreducción, especialmente en mitocondrias y cloroplastos e interviene también en sistemas enzimáticos no oxidoreductores, en los que generalmente, actúa de elemento puente en el establecimiento del complejo enzima-sustrato. En esta línea, el hierro desempeña un papel fundamental en la biosíntesis de clorofila (pigmento fotoreceptor donde se produce la fotosíntesis). Finalmente, el Fe, también, constituye un elemento fundamental en el proceso de fijación de nitrógeno (N2), necesario par la formación de proteínas. Dicho en lenguaje menos académico, la capacidad de fotosíntesis del fitoplancton, NO dependería única y exclusivamente de la cantidad de energía solar disponible, si no también, de la disponibilidad otros micronutrientes y en particular del hierro, que sería un factor que limitaría su capacidad fotosintética. Este hallazgo ha llevado a algunos investigadores a sugerir que se fertilice con hierro los océanos en un intento de aumentar la actividad fotosintética y así reducir el CO2 atmosférico, para frenar el cambio climático. Una hipótesis atractiva, sugiere Gaiero, donde el aumento del fitoplancton, también tendría un efecto beneficioso sobre la disponibilidad de alimento para otras especies y en consecuencia, más peces y más comida para la creciente población humana.

Los detractores de esta hipótesis –necesarios para una discusión saludable- plantean que la adición arbitraria de hierro cambiaría completamente las comunidades biológicas marinas. La descomposición de grandes cantidades de fitoplancton reduciría los niveles de oxígeno en el agua y la actividad microbiana asociada a bajos niveles de oxígeno o sencillamente anaeróbica, pudiese derivar en la producción de potentes gases de efecto invernadero como el metano (62 veces más potente que el dióxido de carbono) y óxido nitroso (275 veces más activo que el dióxido de carbono), lográndose el efecto contrario.

Estudios científicos recientes demuestran que añadir hierro al océano solo reduciría el dióxido de carbono entre un 16-18% en el mejor de los casos, pero se desconocen sus consecuencias. Y he aquí la importancia de las “tormentas de polvo de Patagonia” y la comprensión de su dinámica y sus efectos…. 

Desde tiempos inmemorables, las fuentes de aerosoles (partículas) primarias de origen natural han sido: de origen marino, mineral y volcánico. Cualquiera que sea su origen, hay un factor común que contribuye a la dispersión y a la “fertilización natural” de los mares australes, el viento… que es un patrimonio de Patagonia. Ahora bien, las fuentes marinas aportan principalmente partículas enriquecidas con cloruro de sodio. Las de origen mineral, son partículas que arrastra el viento desde la superficie, especialmente cuando el suelo está seco y desprovisto de una cubierta vegetal. Estas partículas se componen de materiales derivados de la corteza terrestre y por lo tanto son ricos en óxidos de hierro, calcio y aluminio. Finalmente, están las fuentes de origen volcánico que proveen grandes cantidades de gases y aerosoles –ricos en compuestos minerales- pero al contrario de las fuentes anteriores, estas son inyectadas a una gran altura en la atmósfera, permaneciendo durante un mayor tiempo en suspensión y su área de dispersión es muchísimo más amplia.

Las tormentas de polvo que hoy se detectan con apoyo de tecnología satelital, no es un fenómeno nuevo en Patagonia. De hecho, vestigios de cenizas volcánicas se pueden encontrar en testigos de hielo obtenido en la Antártica (1.000 a 3.000 Km. al sur) a diversas profundidades, pudiéndose incluso, con un alto porcentaje de certeza, precisar su origen.

Por ello, tal vez, la importancia de estos descubrimientos científicos radica en comprender su dinámica e interrelación con otros fenómenos climáticos o de otro orden. Puesto que no hay referentes naturales sobre la fertilización de los mares en otras latitudes, ni estudios concluyentes sobre el particular, la adición de hierro u otros oligoelementos en forma arbitraria, sin una compresión cabal del fenómeno, pudiese desencadenar una catástrofe ecológica de consecuencias impredecibles, sin descontar por cierto, la influencia de la irrefrenable ambición e irracionalidad del “Homo Sapiens” –proclive a convertir en negocio cualquier cosa, sin reparar en sus consecuencias- que ha demostrado que de “sapiens” tiene poco -de lo contrario, no estaríamos enfrentados a buscar soluciones para evitar la autodestrucción- y pudiese sentir tentado a sacar conclusiones rápidas sin ninguna base científica a partir de esta información preliminar, de un fenómeno que ciertamente se produce, pero poco comprendemos. Una ecuación que la naturaleza a logrado equilibrar después de millones de años de evolución, y con nuestra arrogancia la pretendemos zanjar y convertir en negocio en minutos.

Tal vez por ello, agregar algunos antecedentes más sobre estos fenómenos. Las investigaciones sobre partículas en suspensión atmosférica, su desplazamiento y su influencia sobre el clima, es uno de los aspectos menos comprendidos. Un tema que ha demostrado tener más importancia y aristas de lo que se pensaba. Una amenaza ignorada, que por su naturaleza migratoria lo convierte en un problema global, pudiendo desencadenar problemas climáticos muy lejos de sus fuentes de origen y que no está recibiendo la atención que merece", señala el profesor Andrew Goudie, docente de la Universidad de Oxford. De hecho, el análisis que se hace de estos fenómenos, incorpora modelos, que no necesariamente son validos. Curiosamente y contradiciendo la lógica más elemental, una mayor cantidad de polvo en el aire no es necesariamente producto de la falta de lluvias según los científicos de la Universidad Hebrea de Israel y del Instituto Weizmann "El impacto que tiene el polvo en las lluvias es algo que no se sabía", dice científico Daniel Rosenfeld. De hecho, este resultado es completamente opuesto a lo que suponía la comunidad científica. El polvo y otras partículas suspendidas provocan que las minúsculas gotas de agua que se forman en las nubes se hagan más pequeñas y que las lluvias disminuyan o no se produzcan. El mayor peso específico de las partículas no necesariamente favorecen las precipitaciones. Un círculo vicioso, en el cual la sequedad genera más clima seco y podría tener importantes repercusiones en el clima a nivel global.

Por otra parte y para finalizar, recordar que una parte no despreciable del polvo que circula en Patagonia, tiene un origen antropogenico. El sobrepastoreo de tierras incapaces de soportar la presión a la que se expuso durante la “época dorada” de la ovejería y la tala irracional del bosque, han terminado por hacer perder parte importante de su insipiente cubierta vegetal, quedando irremisiblemente expuestas al viento. Una contribución no menor al fenómeno de dispersión de polvo en Patagonia, que por cierto, tiene una solución al alcance de nuestra mano.
Compartir:

4/9/07

EL NEGOCIO DE LOS PECES GORDOS…

La presencia de cetáceos en aguas costeras y oceánicas chilenas, supera el 50% de la diversidad conocida a nivel mundial (87 especies). Esta incluye ballenas de tres de las principales familias. Todas las especies de la familia de los cachalotes, 19 especies de delfines -algunos endémicos- varias especies de marsopas y abundantemente representada una familia de cetáceos bastante poco conocida, los zífidos. (listado de Orden cetácea).

Durante el último siglo, gran parte de las poblaciones de ballenas fue diezmada a causa de su caza comercial. Una irracionalidad, que entre 1925, año en que se introdujo el primer barco factoría ballenero y 1975, provocó la muerte de más de 1,5 millones de ejemplares. Luego de reiteradas demandas por parte de la comunidad mundial, la Comisión Ballenera Internacional (CBI) aprobó una moratoria para la caza comercial de ballenas, que entró en vigor en 1986. No obstante ello, Japón, Islandia, Noruega y Rusia continúan desarrollando esta actividad. 


Noruega, en una actitud beligerante, ha desobedecido la moratoria de la CBI y continúa con su programa de caza comercial en el Atlántico Norte; mientras Japón –el mayor depredador de los mares- realiza la caza de este cetáceo bajo el nombre de "caza científica", a pesar de que su carne, en Japón, se encuentra con frecuencia en los mercados locales.

Por su parte, Islandia anunció un programa de "caza científica" de tres años sin la aprobación del Comité Científico de la CIB. En los últimos tres años, estos países han aumentado los recursos destinados a sus programas de caza. Además, presionan a la comunidad mundial para lograr que se levante su prohibición, hecho que traería consecuencias devastadoras para estos cetáceos que recién comienzan a recuperarse de la explotación sufrida durante años. 

Desde 1987, Japón ha dirigido su "caza científica" hacia el Antártico, ampliando gradualmente la extensión de sus operaciones, ya sea mediante el aumento de cuotas autoasignadas, como a través de la expansión de sus operaciones hacía otras áreas jurisdiccionales… La "investigación científica” japonesa, no obstante estar sujeta a moratoria, produce jugosas utilidades, que ascienden en la actualidad a los 4 mil millones de yenes al año. 

De las once mil ballenas azules que hoy sobreviven en el mundo -1 a 2% de las que existieron- en el océano Pacífico austral existirían alrededor de 9.000 ejemplares y de ellas, cerca de 250-300 utilizarían el golfo del Corcovado, al sur de Chiloé –Patagonia Chilena norte- como estación migratoria, donde vienen a alimentarse y criar a sus ballenatos. 

Ello bien lo sabe el científico Rodrigo Hucke-Gaete, biólogo marino de Valdivia y Coordinador general del Proyecto ballena Azul en Chile, quien desde el 2003, cuando realizó el hallazgo, ha impulsado la iniciativa de crear aquí una zona costera protegida para preservar a estos animales -los más grandes que han existido en el planeta- que siguen en peligro de extinción. 

Tal es el interés que ha concitado este hallazgo, que varios empresarios y decenas de ONGs -entre ellas la WWF, una de las más grandes a nivel mundial- están haciendo lobby para que el gobierno de Chile se decida a firmar un decreto que establezca un área de protección de 51.000  kilómetros cuadrados.

La presidenta, Michelle Bachelet, apoyó el proyecto. En julio pasado, el Senado respaldo la iniciativa y aprobó casi por unanimidad el plan, solicitando al gobierno que agilice el trámite legislativo para crear, definitivamente un área protegida -que para muchos es prioritaria- pues Chile tiene una enorme cantidad de costas -8.000 kilómetros- y una aún mas grande biodiversidad acuática que proteger. 

Aun con la creación de un área protegida, es un tema complejo de consensuar cuando hay intereses tan disimiles en juego. Primero, porque el área de protección solicitada esta muy próxima a la zona de influencia de dos poderosos ecoinversionistas. El Parque Tantauco de Sebastián Piñera, ubicado un poco al sur de Quellón, donde comienzan las 115 mil hectáreas que compró al millonario norteamericano Jeremiah Henderson en 2002 y por otro lado –en el área continental- esta el mayor parque privado del país (300.000 hectáreas) el Parque Pumalín, de otro norteamericano, Douglas Tompkins.  

La contra parte del debate -que es otro tipo de empresa, aunque no menos rentable- la constituyen los empresarios salmoneros que utilizan regularmente el área para transportar alimentos e incluso han solicitado concesiones en el golfo, para los cuales, “las restricciones que se decreten en esta área, pudiesen afectar el desarrollo de su industria”, como lo declarara Rodrigo Infante de Salmón Chile. No obstante ello, están dispuestos crear una fundación que aglutine a empresarios, ecologistas, inversionistas, científicos y hombres públicos en pro de la defensa de este paraíso ecológico… Todos, al menos en su declaración de intensiones, están dispuestos a sentarse a una mesa de negociaciones, para consensuar una organización que de garantías de que el modelo en operación, no desnaturalizará este patrimonio. 

Hasta hace cinco años, como señala la periodista Paula Comandari en articulo de la revista “Qué pasa”, “el golfo del Corcovado pasaba inadvertido”. “Pero hoy, diferentes actores lo miran con ojos atentos”. El lugar, derechamente, se ha transformado, no sólo en el delirium tremens de la población local, que saca cuentas alegres a costa de los beneficios económicos que pudiesen obtenerse del avistamiento de la ballena azul, sino también, de la comunidad internacional, que olfatea un buen negocio... 

Pero, el avistamiento de ballenas en la zona –señala Comandari- también ha desencadenado otros efectos: los diversos terrenos del sector, donde pudiesen construirse algunos complejos turísticos  hoy tienen precios exorbitantes. Jeremías Henderson -el mismo que le vendió el terreno a Piñera- está ofreciendo la isla San Pedro en US$ 6 millones. Otras más pequeñas -como Yencouma y Mauchil, de 200 y 39 hectáreas, respectivamente- ya tienen precio: US$ 2 millones y US$ 1,2 millón. Quien este dispuesto a comprar a esos valores, definitivamente, están pensando en el nuevo escenario que se avecina en el Corcovado y un rentable negocio,  para muchos “la nueva mina de oro del sur de Chile”de la mano de los peces gordos.

La zona ha despertado el apetito o voracidad de varios actores. No sólo por que el lugar se ha transformado en uno de los destinos más solicitados por los turistas -que llegan allí por la pesca, la observación de la flora y fauna, trekking, navegación por los canales, visita a los glaciares- sino también, porque el avistamiento de ballenas es una actividad cada vez más cotizada y rentable en el mundo, que se suma a la pujante actividad pesquera, la solmonicultura, miticultura y extracción de productos del mar, que trasformo a esta pequeña localidad -Quellón- en una prospera ciudad de mas de 30.000 habitantes, en poco mas de dos décadas. 

Dentro del turismo de intereses especiales, la observación de ballenas ha sido la que más ha crecido. Ya en 1991 cerca de 4 millones de personas participaban de esta actividad. Al término de la década las cifras aumentaron a más de 10 millones y el negocio a nivel mundial genera cientos de millones de dólares anuales… Una experiencia, por la cual, la gente está dispuesta a pagar altas sumas de dinero. De hecho, en Magallanes, una de las tres áreas protegidas que existen en Chile, la empresa "Whalesound" ofrece un paquete turístico centrado en las ballenas, donde por tres días se cobra US$ 700 por persona. Y las cifras hablan por si solas. Sin ir muy lejos, en Puerto Madryn en Argentina, sólo el avistamiento de estos animales genera más de US$ 60 millones anuales. En Ecuador, durante el mes de Septiembre, presenciar el apareamiento de las ballenas en aguas cálidas de alta mar, es todo un clásico, una verdadera peregrinación anual -un boom desde 1992- con similares resultados económicos.  

Más allá de los intereses económicos que pudiesen conspirar para definir un área de protección y la creación de un marco regulador para la observación de cetáceos; debe prevalecer una normativa que este inspirada en la sensatez y el sentido común de las partes; de tal modo que se pueda garantizar, tanto la efectiva conservación de las poblaciones de cetáceos, como la continuidad y desarrollo de actividades productivas sustentables. Pero también señalar que, si no se educa a la población, el avistamiento de cetáceos en aguas del Golfo u otras áreas marítimas nacionales, será historia en breve tiempo… Solo un recuerdo de nuestra incivil e inculta forma de hacer ecoturismo… Por ello, reiterar una vez más que no trasgredamos y contaminemos el hábitat de estos pacíficos gigantes, que a pesar de su tamaño, no dañan a nadie… Si se hacen bien las cosas, la observación de cetáceos puede ser el pilar fundamental de una sólida “industria turística” y contribuir decididamente al crecimiento social y económico, favoreciendo un ambiente de mayor redistribución y equidad para su población.


Compartir:

3/9/07

PATAGONIA FOR SALE

Tierras S.A., crónicas de un país rematado es el título del libro de los periodistas Daniel Enz y Andrés Klipphan, publicado recientemente por editorial Alfaguara, que luego de tres años de rigurosa investigación, abordan en detalle el proceso de extranjerización de la tierra y los recursos naturales en Argentina. 

Y traigo a colación este tema, porque constituye una voz de alerta -valida también para los chilenos- para comprender, como la acumulación desproporcionada de tierras por parte de extranjeros, con los fines que sea, puede llegar a constituirse en un serio y grave conflicto de intereses que puede afectar nuestra seguridad nacional e incluso, nuestras legitimas aspiraciones de desarrollo… como ha ocurrido recientemente, en menor escala y guardando las proporciones, por supuesto, cuando el ministro de Obras Publicas (chileno) Eduardo Bitrán, debió hacer prevalecer los intereses nacionales por sobre los de la fundación ecologista “The Conservation Land Trust” de propiedad de Douglas Tompkins, quien sugirió que el trazado de la ruta, de 100 Km. que permitiría unir la localidad de Pto. Montt con Palena, para sacar del aislamiento a una población 19.000 personas en la Décima y 95.000 en la Undécima región, pasara por fuera de su terruño (Parque Pumalín) aduciendo -en primera instancia, pues luego, como ha sido tradicional en su discurso, implementa otras estrategias comunicacionales- como argumento, que este camino: “adulteraría el ecosistema de su santuario. 

"El trazado costero sugerido por Tompkins, independientemente de consideraciones de factibilidad, costos u otros aspectos que pudiesen ser sometidos a análisis y discusión, es solo un problema de competencia del estado de Chile y su “marketing ecológico”, una flagrante intromisión en nuestra soberanía. En pocas palabras y como los expresara claramente el ex presidente y actual senador de la república Sr. Eduardo Frei, en relación a Tompkins dice: “Es de una frescura increíble, ahora no permite ni que se hagan los caminos en Chile. ¡Se cree dueño del país este señor!”. 

Este episodio, que puede resultar intrascendente para algunos, bien vale la pena tenerlo presente, porque guarda mucha similitud con lo que ha pasado en Argentina. En el vecino país, la acumulación de tierras en manos extranjeras, ha llegado a tener ribetes de escándalo público, no solo por la cuantía de la superficie involucrada, sino también, por su emplazamiento geoestratégico. Y aunque resulte difícil creerlo y a modo de referencia, que nos permita cuantificar la magnitud del conflicto de intereses que pudiese suscitarse, Tierras S.A… nos aporta ejemplos escalofriantes: “el mayor terrateniente privado de la Argentina es el grupo Benetton dueño de casi 900.000 hectáreas. Es decir: 4.500 veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires. Pero hay también, otros rutilantes extranjeros de los que, si se suman sus posesiones, se podría decir que son dueños del equivalente a las provincias de Buenos Aires y Córdoba juntas. O de la suma del territorio de dos países europeos como Inglaterra y Bélgica. En el listado se incluye a nuestro conocido multimillonario eco-filántropo Douglas Tompkins –con propiedades que colindan a ambos lados de la frontera, por las que puede transitar libremente sin someterse a jurisdicción alguna- el inglés Joseph Lewis y Ted Turner -el mayor terrateniente de Estados Unidos y fundador de la cadena informativa CNN- que han adquirido gran parte de las tierras más productivas y las mayores reservas de agua dulce del país” trasandino. 

Y vamos por parte, que hay mucha tela por cortar... En la década del ´60, David Rockefeller financió una investigación patrocinada por Henry Kissinger, la que culminó en el llamado “Iron Mountain Plan”. Este, pasó a constituirse en el soporte ideológico de Washington, para ganar presencia en zonas geográficas de interés estratégico para Estados Unidos, con el propósito de mantener su posición hegemónica a nivel global. Entre muchas de las alternativas barajadas, abrazan la causa “'ecologista”' por ser la que genera la menor cantidad de rechazos y sospechas de la población. 

En 1986, Douglas Tompkins, comienza a buscar alternativas de inversión, que logra materializar en 1989 con la venta de sus activos. En 1990, crea “Foundation for Deep Ecology” y a través de ella canaliza sus fondos personales – producto de la venta de Espirit y North Face, más la línea Patagonia de su esposa- y de dos de las mas importantes organizaciones ecologistas: “International Forum on Globalization” (IFOG), y el “Funders Network on Trade and Globalization” (FNTG). La primera (IFOG) cuenta con el apoyo financiero de “Rockefellers Brothers Fund”', la “Turner Foundation” y la “'Ford Foundation”, todas vinculadas al banco JP Morgan Chase. La segunda, (FTNG) surge como iniciativa de IFOG y sus operaciones financieras están relacionadas con el 'Rockefeller Family Fund'.

Para hacer limpia la operación, IFOG comienza a organizar y movilizar a todas las organizaciones ecologistas del planeta, con el propósito de que ellas ayuden a “preservar” sus intereses. Financian sus actividades administrativas y compran extensas propiedades, las que ponen bajo su administración, preocupándose de que sean las organizaciones locales, en atención a sus “profundos intereses ecológicos” las que impidan que el estado de otro destino a estas riquezas; que atesoraran para los tiempos de escasez… Tal como lo visualizaba Kissinger… las futuras guerras del Siglo XXI serán por los recursos naturales y surgirán cuando las potencias agoten sus reservas de petróleo, gas, agua, aire, madera, tierras agrícolas y otras… siendo esta forma de apropiación, bastante menos impopular y onerosa que invadir un país. Elegante no!!

A principios de la década del 90, algunos países del “tercer mundo” comienzan a declarase en “cesación de pagos”. Una forma de recuperar la deuda, es propiciar el “canje de territorio por deuda”. La estrategia de los grupos financieros es clara: por una parte adquieren zonas de interés estratégico, ricas en recursos naturales, con el propósito de mantener su posición hegemónica y por otra, recuperan su deuda a través de esta peculiar modalidad de cobro. 


Y bien vale tener presente estos antecedentes y no olvidarlos, pues uno de los casos más paradigmáticos, en lo que a compra de territorios para una “supuesta” preservación ecológica se refiere, lo protagoniza el magnate estadounidense Douglas Tompkins. Este personaje dedicado, ahora, a la “ecología profunda” -negocio muy rentable, en la actualidad, por lo demás- se ha convertido en poco tiempo, junto a su esposa Kristine McDivitt, en el dueño absoluto de una porción importante de la Patagonia argentina y también de la chilena.

Tompkins inició su carrera ecologista a principios de los '90 con la puesta en marcha de dos de sus múltiples fundaciones ecológicas. En los primeros años de la década Tompkins creo Foundation for Deep Ecology (1990) y Conservation Land Trust (1992). Pocos años después pondría en marcha la Word Land Trust y la Patagonia Land Trust, todas piezas de un mismo rompecabezas internacional, del cual Tompkins, solo parece ser la cabeza visible de una intrincada y poderosa red, que tiene influencias, políticas, económicas y sociales a nivel mundial. 


Sus primeros pasos por las estepas patagónicas los dio en 1991 cuando adquirió tierras en la Décima región de Chile. No le fue fácil adquirir estas grandes extensiones, sin embargo, en años sucesivos, consigue a fuerza de tenacidad, dólares y argucias legales -léase vacíos- y una buena dosis de ingenuidad y miopía de parte nuestras autoridades, más el apoyo de unos devotos y crédulos ecologista nacionales, reunir algo mas de 500.000 hectáreas (las conocidas) que incluyen las 85.000 que se incorporaron al actual Parque Nacional Corcovado, que compra en sociedad con el eco-filántropo norteamericano Peter Buckley y otras, que pudo agregar utilizando a Timmy Goldsmith, como palo blanco, para que apareciera la Fundación Goldsmith como compradora - ligada a poderosos grupos eco-fundamentalistas ingleses- y de esta manera poder eludir, no solo el creciente malestar publico, sino también, bajarle el perfil a la dura amonestación que recibió por parte de CONAF (Corporación Nacional Forestal) por haber derribado, sin autorización vegetación nativa y protegida, en bahía Tic Toc, para construir una de las ocho pistas de aterrizaje que se le conocen, al interior de sus propiedades (1997) y desde las cuales despega, usando tecnología de navegación última generación, que le permite volar de noche y a muy baja altura, por territorio altamente complejo (bosques y montañas) sin que pueda ser detectado, incluso por radares de última generación, ni someterse a jurisdicción alguna… (Diario “La Segunda" del 20/3/1997, pág.13). 

Durante 1997, insiste en forma majadera para lograr la adquisición de dos islas: Guafo y Talcán, ubicadas estratégicamente en el golfo de Corcovado y próximas al limite sur de su propiedad, que ocupan una posición estratégica en el océano; al punto que, en ellas, la Armada de Chile y el Ejercito posee intereses estratégicos. La excusa esgrimida para justificar su desproporcionado interés por las islas, es aún más infantil o derechamente xenofobica… “Quería enviar a todos los colonos que se encontraban en sus propiedades a una isla y allí rehacerles sus vidas”… Explicación que algunos ilusos consideraron como una medida “profundamente humanitaria”, mientras otros, entre los que me incluyo, sostenemos que esta se parece más a la “limpieza étnica” que propicio Adolf Hitler en contra del pueblo Judío… Si somos benevolentes, podemos considerarla como parte del biocentrismo profundo que profesa. 

En 1998 entra en litigio con el colono Omar Tampier, a quien intenta maliciosamente silenciar para que no reclame al Ministerio de Bienes Nacionales, 15 hectáreas que el considera legítimamente de su propiedad, indicándole que pierde su tiempo… ya que “el” (Tompkins) goza de fuertes y decisivas influencias a nivel del Ministerio de Bienes Nacionales y que sus “propiedades, además, están afectas a derecho foráneo – la Fundación Pumalin se constituyó en 1991 en California, Estados Unidos – y también opera bajo la Ley de Impuesto y Renta de este país, por el hecho de que la administración de sus predios está encargada a organizaciones con sede en ese país”…Así fue como virtualmente cortó en dos al territorio chileno, ocasionado en más de una oportunidad una serie de conflictos con los pobladores, las comunidades aborígenes, los colonos y hasta con las autoridades del gobierno central y regional. 

A finales de la década de los 90 Tompkins decidió cruzar la Cordillera de los Andes y desembarcó en la provincia Argentina de Santa Cruz. Adquiere en el sur argentino la estancia Monte León que está ubicada a unos 200 kilómetros al norte de Río Gallegos, sobre la Ruta 3 y al sur de la localidad de Piedra Buena, con 69.750 hectáreas y 40 kilómetros de costa. La estancia Dor-Aike que es adyacente a Monte León, sobre su lado noroeste, con una superficie de 37.125 hectáreas y 21 kilómetros de orilla sobre el río Santa Cruz. Las 24.300 hectáreas de la estancia Sol de Mayo que bordean la frontera chilena y que está situada al sur de Los Antiguos, justo entre los grandes lagos Buenos Aires (*) y Pueyrredón (*). También se convirtió en propietario de la estancia El Rincón, vecina al Parque Nacional Perito Moreno, con una extensión de 14.170 hectáreas.

(*): Lagos compartidos por Chile y Argentina: El lago Buenos Aires corresponde a la porción Argentina de nuestro lago General Carrera y el Pueyrredón es la parte Argentina del Lago Cochrane.

Sin embargo, Douglas Tompkins, no satisfecho con su parte de la Patagonia, se traslada hasta otra región de vital importancia en el mapa geoestratégico de los recursos naturales argentinos. Un sector del denominado acuífero Guaraní, ubicado en la Triple Frontera (Argentina, Paraguay y Brasil) que posee una de las mayores reservas subterráneas de agua dulce de Latinoamérica. Tompkins compró territorios en las provincias de Corrientes y de Misiones por un total de 225.000 hectáreas, que forman parte de una extensa área de humedales que dan originen a los esteros del Iberá. Los Esteros, están ubicados en el centro y nordeste de Corrientes y constituyen un sistema que incluye 62 lagunas y varias islas flotantes. Con una extensión de 13 mil kilómetros cuadrados, conforman “la mayor reserva de agua dulce del país”. Douglas Tompkins, se convierte así, en el mayor propietario privado de recursos naturales vinculados al agua en la Patagonia y los Esteros del Iberá, donde es dueño de unas 90.000 hectáreas de zonas de seguridad. También controla el nacimiento y la desembocadura del río Santa Cruz, el de mayor caudal en la Patagonia Argentina.

¿Por que el agua?. Según las últimas proyecciones de la ONU, para mediados de siglo, estimaciones pesimistas indican que 7.000 millones de personas sufrirán escasez de agua potable y en el mejor de los casos y siendo muy optimistas esto afectara a 2.000 millones, es decir, para el 2050 el promedio de abastecimiento de agua por habitante caerá un tercio, producto de la perdida en el planeta de a lo menos 18.000 km3 de agua dulce. 


Resulta obvio, entonces, que no son solamente arbolitos, pajaritos o paisajes bucólicos, prístinos o la biodiversidad de nuestra patagonia el centro de su interés… Entre Argentina y Chile, disponemos casi de un tercio de las reservas mundiales de agua dulce que posee el planeta -entre lagos, lagunas, glaciares y otras fuentes- y más aún, no están contaminadas…La crisis del “agua” a nivel mundial será una realidad en un futuro próximo, incluso antes de lo previsto. Quien disponga de estos recursos, jugará un papel decisivo en los destinos del mundo.

Ahora bien, para conseguir acumular tan desproporcionada cantidad de territorios, no solo basta disponer de los recursos, sino también de una metodología de gestión. Según la diputada santacruceña Judith Forstmann, que ha seguido muy de cerca estas operaciones en Argentina, en reciente entrevista radial, explico como se realizan: “una vez adquiridas las tierras por Patagonia Land Trust la metodología adoptada por Tompkins, es entregar en fideicomiso la propiedad al Estado, para crear un parque, una reserva u otra figura, que cuente con el patrocinio del estado. En otras ocasiones a utilizado una fundación ecologista, la cual necesariamente debe tener personalidad jurídica, como la Fundación Vida Silvestre en Argentina. A ellas les impone condiciones difíciles de cumplir, las que de no materializarse, le permitirían al magnate estadounidense asegurar el retorno de estas áreas a su propiedad o al menos, a las fundaciones ecologistas nacionales que lo acompañan en sus maniobras. Al usar esta figura del fideicomiso, al menos en Argentina, se “elude” el cumplimiento de una serie de normativas o requisitos legales para los que la Superintendencia Nacional de Fronteras, exige una conformidad “previa” para autorizar su compra y que bajo esta modalidad, no es exigida…pues es el “estado” el aval y beneficiario de esta altruista “cesión”… Este ardid jurídico, ha permitido la concentración de tierras en manos de extranjeros, con la in defección absoluta del estado y la legislatura, que esta atada de manos para cautelar los intereses y el patrimonio de la nación, pues buena parte los proyectos de ley que permitirían impulsar el control y la limitación de semejantes compras, se encuentran “cajoneados”, como dicen ellos, vale decir, durmiendo eternamente en algún escritorio. 

Según el jefe de la bancada del Partido Justicialista, José María Díaz Bancalari, en otra larga entrevista realizada recientemente en el Congreso de la Nación, opinó que: “es claro que, a diferencia de países como Estados Unidos, Canadá o Gran Bretaña u otros, la Argentina “no cuida sus tierras y sus recursos naturales”, y que hasta en naciones de la región como Perú y México se imponen condiciones excepcionales para que los extranjeros compren tierras. En el país azteca, dice Bancalari, la legislación es tajante: “Sólo los mexicanos por nacimiento o naturalización y las sociedades mexicanas tienen derecho para adquirir el dominio de las tierras, aguas y sus accesorios o para obtener concesiones de explotación de minas o aguas”. El diputado oficialista destaca que en ese país, cuando un extranjero quiere adquirir tierras, debe pedir permiso a la Cancillería y acatar la ley mexicana; y que, en caso de litigio, no puede recurrir a estrados extraterritoriales o invocar la protección de su gobierno. Tampoco puede comprar en la zona de seguridad”. Desde ya, no es lo que sucede en la Argentina”… y por supuesto, ni que hablar de Chile…donde la miopía, sordera y decidía son un mal endémico… o tal vez, sea por aquello que dice: “y veras como se quiere en Chile, al amigo cuando es forastero”… (canción tradicional), tan asentado, en la proverbial forma ser de nuestro pueblo.

El apasionamiento compulsivo de Tompkins por crear y aumentar la superficie de sus “paraísos ecológicos”; preservarlos sin población y hacerlos inexpugnables, resulta singularmente sospechosa…Los conceptos de “ecología profunda” que inspiran su gestión, por si solo, no son un argumento suficientemente consistente y convincente para explicar su oscura conducta... Esta, en cambio, comienza a adquirir sentido cuando pensamos en ella como una “careta” para encubrir intereses expansivos y monopólicos, tras los cuales se alinean fundamentalistas que pretenden seguir manteniendo su posición hegemónica a cualquier precio y bajo cualquier circunstancia, aún más allá de las crisis medioambientales que enfrentaremos en los próximos años. 

De aquellas, el “efecto invernadero” o calentamiento global del planeta, producto de la excesiva emisión de CO2, es tal vez, la de mayor trascendencia y complejidad…Ya en 1992, durante la cumbre de Río, los países acordaron, en virtud de la evidencia científica de que se disponía, adoptar medidas de nivel global para enfrentar el cambio climático. Sin embargo, no es hasta la firma del protocolo de Kyoto (1997) -que limita la producción de CO2 a un valor 5% inferior a lo que producían en 1990- cuando los países desarrollados se ven obligados a comenzar a reconvertir sus industrias o adquirir “bonos de carbón” – bonos de aire limpio- para no exceder estos limites. 

Con el propósito de dar cumplimento a esta norma –entre el 2008 y 2012- y hacer menos oneroso la aplicación del Protocolo, se establecieron ciertos instrumentos flexibles que permitirían a los países desarrollados reducir sus emisiones, por la vía de inversiones extraterritoriales. En el espíritu original del acuerdo, se preveía la inversión extraterritorial, como una forma de favorecer la inversión en tecnologías de producción limpia con el propósito de contribuir a la reducción global de CO2. Sin embargo, Estados Unidos, se ha negado a ratificar el acuerdo, hasta que no se incorporen los bosques y áreas silvestres, como un decisivo agente reductor… dando origen a una controversia que no es meramente conceptual y que dice relación, con la forma de generar los bonos… De validarse la tesis norteamericana, extensas zonas de bosque nativo o zonas silvestres, adquiridas -con excepciones tributarias y a valores residuales- en el continente americano en los últimos 15 años, ingresarían al lucrativo mercado de los “bonos de carbón” y a través de la inclusión de esta sutileza conceptual, podrían mantener sus actuales niveles de actividad industrial, sin tener que reconvertir o hacer inversiones onerosas. 

Según Point Carbón -firma Noruega dedicada al análisis del comercio de emisiones de gases de invernadero- la venta de “bonos de carbón” podría llegar a la nada despreciable suma de 260.000 millones de dólares anuales, lo que equivale a transacciones de 1.000 millones diarios, para principios del 2010. Entonces, preservar sus “paraísos terrenales”, no sólo constituye un objetivo de carácter estratégico, sino también, una forma de acceder a “bonos de Carbón” renovables y a las jugosas ganancias que se proyectan. Y como no es un negocio de rentabilidad marginal e aquí que surge la verdadera cara del “colonialismo verde”… que esta dispuesto desalentar, por cualquier vía o usando cualquier estrategia, el establecimiento de focos de desarrollo económico -en Chile: salmones, explotaciones forestales, caminos, turismo, generación de energía eléctrica, industria pesquera, minería y otras- que pudiesen afectar o interferir en sus intereses hegemónicos. No por nada, connotados representantes de la banca mundial como: Jan Mosse, Teddy Goldmith, Jeremiah Henderson, R. Schidlowky y Rick Klein –socio de Tompkins- poseen en el sur de Chile, otras 500.000 hectáreas. Con suerte, el “colonialismo verde” –que yo definiría como la metástasis verde- es la forma más benigna, hasta ahora, del colonialismo. La versión actualizada (3.1)…es una invasión limpia, silenciosa, tal vez, la menos cruel y por ello, la menos evidente y resistida por la población; al punto de ser asumida con resignación, cual destino divino, que condena al subdesarrollo endémico a nuestros pueblos. 

La fase terminal de esta “metástasis verde”, no es otra que el parasitismo de nuestros recursos naturales y sus beneficios estratégicos…Entonces, no es del todo desquiciado plantearse la posibilidad de que estos grupos económicos -dada la magnitud escalofriante de superficie, riquezas y futuras utilidades que proyectan obtener- estén dispuestos, en defensa de sus derechos de propiedad legítimamente adquiridos, de acuerdo a la legislación vigente y contando con la “desinteresada” anuencia de un selecto grupo de colaboradores nacionales (vende patrias) generar las estructuras necesarias –jurídicas, administrativas, políticas, publicitarias y disuasivas (milicias)- que le permitan consolidarse como un estado autónomo e independiente, el cual pudiese involucrar a territorios soberanos de mas de un país, como de hecho sucede con las propiedades adquiridas en la frontera chileno argentina, entre la que podemos mencionar, solo a modo de ejemplo: Proyecto Trillium, con 272.000 hectáreas de bosques nativos colindantes con la frontera con Argentina, junto al Lago Blanco, en Tierra del Fuego o PASCUA-LAMA de propiedad de Barrick Gold Co.–segunda minera más grande del mundo- con propiedades en la frontera de la III Región de Chile (75%) y el 25% en territorio Argentino.

Patagonia for Sale... al mejor postor.
Compartir:

16/8/07

BATERÍAS DE PAPEL

Investigadores del Rensselaer Polytechnic Institute de Nueva York, acaban de divulgar los resultados de una investigación en que consiguieron desarrollar una batería diminuta, muy ligera y flexible, cuyo soporte principal son simples hojas de papel, compuesta en un 90% de celulosa y un 10% de nanotubos de carbono que funcionan como electrodos.

Al ser de “papel”, es sumamente ligera, y se puede plegar, recargar y funciona a temperaturas extremas de 73º bajo cero y más 148º grados centígrados. Estas baterías producen energía de igual manera que las de ion-Litio utilizadas habitualmente en los dispositivos electrónicos. La diferencia es que éstas tienen un soporte de papel, según el estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. 

Los científicos, dirigidos por Robert Linhardt, explicaron que impregnaron diariamente papel poroso con nanotubos de carbono al que adicionaron un electrolito para transportar corrientes eléctricas, creando condensadores de alta capacidad o supercondensadores, baterías y dispositivos híbridos que almacenan y proporcionan energía.

“Los componentes están molecularmente unidos entre sí. Se imprime el nanotubo de carbono sobre el papel, de forma similar a la impresión rotativa de un periódico y el conjunto puede emplear electrolitos naturales existentes como: sudor, orina y sangre humana para ser activados y producir electricidad” explica Robert Linhardt profesor de biología y química del Renssealer Polytechnic Institute y “el resultado final es un dispositivo que se ve, se siente y pesa como el papel”. La pila puede ser enrollada, plegada, retorcida o cortada en varios fragmentos sin perder sus propiedades o capacidades, agregando que: "ahora solo queda por conseguir materia prima barata, para comenzar su producción industrial"...

Sin lugar a dudas es un excelente avance tecnológico, que inyecta nuevas esperanzas para cambiar las actuales baterías, altamente contaminantes, por otras mas amigables con el medio ambiente. Pero, mientras más usos hay para el papel, más árboles hay que “talar”...

La historia reciente -Proyecto de Forestal Trillium, propiedad del magnate norteamericano David Syre, para convertir en astillas 2.700 hectáreas de bosque nativo compuesto principalmente por lenga y coigüe en la porción chilena de Tierra de Fuego- nos debe hacer reflexionar sobre el particular. De acuerdo al plan de explotación propuesto por Trillium, en solo 25 años, habrían arrasado toda la vegetación nativa de la isla grande de Tierra del Fuego. Una vez autorizado el inicio de actividades de explotación maderera ¿quien podría impedirles que arrasaran y remplazaran el extenso bosque nativo patagónico por monocultivos de mayor rapidez de crecimiento y rentabilidad?...

¡Cuidado!… los bosques patagónicos pudiesen convertirse en pilas… La sangre, el sudor, lagrimas y las esperanzas de sus habitantes, en los electrolitos para solventar del déficit energético que trae al mundo de cabeza.


Compartir:

TRADUCTOR

OPERADOR TURISTICO

PESCA EN PATAGONIA CHILE

GALERÍA DE IMÁGENES

LIBROS RECOMENDADOS