PESCA REGIÓN DE MAGALLANES

Punta Arenas, capital de la Región de Magallanes, es el principal núcleo urbano. Puede acceder a ella por vía terrestre, marítima o área. La región no tienen nada que envidiarle a la Región de Aysén. La fama de ríos como: Grande, Azopardo, PenitentesSerrano o Lagos como: Deseado, Fagnano entre muchos otros destinos, son reconocidas en los circuitos globales de pescadores. 

No es de extrañar, que temporada tras temporada, un contingente cada vez más numeroso atraviese el mundo y esté dispuesto a cancelar, a parte del pasaje aéreo, un lodge con todo incluido, por 7 memorables días de pesca para tratar de conseguir el trofeo soñado de su vida. 

A diferencia de la Región de Aysén, esta es una área aun más remota, con presas de mayor tamaño. Y señalo esto, porque finalmente esto es un problema más de gusto y sensaciones, que de técnica. Algunos prefieren pescar una trucha robusta y saludable de 3 a 5 kg. que de pelea, se esconda, salte y corra frenética de un lado para otro, mientras otros prefieren sentir la sensación luchar con una bestia enorme... que la mayor de las veces, al menos para mí, se reduce a arrastrar peso muerto. 

Por otro lado, las distancias, vías de acceso, condiciones climáticas y otros factores son absolutamente más extremos. Esto tiene ventajas y desventajas. Por un lado, favorece el aislamiento que permite preservar ecosistemas y pescar en lugares idílicos, únicos, solitarios... incluso, inexplorados y por otro, debe considerar a lo menos una estadía de 7 días, para que tenga tiempo de pescar, porque las distancias a recorrer son enormes. Pero, “que le hace el agua al pescado” cuando vamos en busca del trofeo de nuestra vida. 

Hoy, con el desarrollo de vestuario técnico, transporte, comunicación, infraestructura y el conocimiento que se dispone de la zona, internarse en paisajes que nos retrotraen al principio del mundo y vivir una experiencia única y radical no es una tarea compleja. Hoy es mucho más fácil y seguro el acceso a lugares remotos, más aún si dispone de guías calificados, que conocen muy bien el área.
Compartir:

NAVEGACION

FIORDO QUINTUPEU
Sobre el extremo sudoeste de América del Sur, se extiende un vasto y desmembrado territorio, que abarca, en términos generales, al menos 12º de latitud, conocido como Región de los Canales o Canales Patagónicos.

Es un territorio de belleza singular e indescriptible, que ofrece un paisaje conmovedor. Un territorio esencialmente marítimo, frío, húmedo, de densos bosques, abundante flora y fauna, viento y extensos campos de hielos -la tercera área más extensa del mundo tras la Antártida y Groenlandia- que a pesar de su aparente rudeza e inhabitabilidad, incluso para el hombre en la actualidad, fue colonizado por pueblos cazadores-recolectores nómades que se asentaron hace 6.500 años en la costa y desplazaron en pequeñas embarcaciones (canoas) por este complejo territorio en busca de su alimento (lobos marinos, aves, peces y mariscos).

Toda la región data del Cenozoico y comparte un origen geológico común. El mismo que elevó la cordillera de la Costa y los Andes. En fecha posterior, el territorio se hunde producto del efecto combinado de dos factores. Por un lado, esta el encuentro frente a la península de Taitao, de tres placas tectónicas muy activas: la de Nazca y Antártica, que se mueven hacia el Este, y la Sudamericana, que se desplaza hacia el Oeste. Este proceso, conocido en geología como subducción -el origen de los grandes terremotos de Chile- hunde el borde de la placa Sudamericana. Y por otro, de la acumulación, el peso y la erosión generada por grandes masas de hielo. El avance de estas, generan profundos valles glaciares. Durante los periodos interglaciares (cálidos) al derretirse los glaciares, sube el nivel del mar e inundan los valles interiores, dando origen a un desmembrado territorio y una compleja geografía de islas, islotes, fiordos, glaciares y canales que conforman su fisonomía actual. 

No obstante tener un origen geológico común, la zona presenta dos subregiones diferentes: los Canales Chilotes y los Patagónicos

Los canales chilotes, ubicados en la parte norte de Patagonia, abarcan aproximadamente 4º a 5º de latitud, desde el Seno de Reloncaví hasta la península de Taitao. Son canales de fondos bajos y blandos, con riberas suaves de arena o fango; tal vez porque en el pasado fueron cuencas de grandes lagos, que ocupaban la parte sur del valle central de Chile y los cuales, luego de su hundimiento, son inundados por el océano. 

Los canales patagónicos, en la parte sur de Patagonia, abarcan de 6 y 7º de latitud, desde el Archipiélago Guayaneco (47°37′00″S) ubicado al final del Golfo de Penas y hasta el Cabo de Hornos. Por su origen ígneo, su relieve es áspero e irregular, de fondo rocoso. En general la región se presenta como una sucesión de tierras altas, con laderas pronunciadas, numerosas cumbres y promontorios similares entre sí, que confunden al navegante. Sus cabos y puntas terminan en forma abrupta, aunque sus canales suelen ser generalmente limpios y abiertos, los hay más estrechos y con fuertes corrientes, razón por la cual, todas las naves extranjeras que navegan la zona, a pesar de toda la infraestructura de navegación disponible (cartas, cartografía náutica electrónica, faros, balizas, boyas y sistemas de posicionamiento satelital) deben ser asistidas por prácticos (expertos marinos) chilenos. 

La Región alberga uno de los paisajes menos intervenidos y, a la vez, más desconocidos y excepcionales del planeta. Un tesoro natural y de diversidad que jamás imaginó ver y al cual, en la actualidad puede acceder en cómodas y seguras embarcaciones, que en muchos casos lo conducen por este laberinto de canales hasta el frente de los glaciares.

Compartir:

RAFTING EN PATAGONIA

RAFTING EN PATAGONIA
El rafting o balseo, es una disciplina deportiva y recreativa que consiste, simplemente, en descender ríos. Se desarrolló a partir de quienes navegaban cuerpos de agua en pequeños botes y balsas. Estas habilidades, necesarias para exploradores, cazadores y pescadores en la antigüedad, más tarde se convirtió en un pasatiempo con muchos cultores.

Es una actividad de equipo, donde todos los tripulantes de la balsa reman y orientan su peso de manera coordinada para sortear, de forma eficiente, los rápidos y mantenerse a flote. Para ello utilizan equipos y embarcaciones especiales. 

En Chile y en particular en Patagonia, los ríos escurren desde las altas cumbres Andinas hacia el Océano Pacífico, en un recorrido corto, pronunciado y turbulento. A través de ellos, se canalizan las aguas de lluvias y deshielos, que en primavera, con el aumento de la temperatura, incrementan significativamente su caudal, ofreciendo a los amantes de este deporte, rápidos con diferentes grados de dificultad y una fascinante experiencia de aventura y adrenalina, en medio de paisajes de exuberante belleza, entre verdes bosques, lagos, fiordos, ensenadas, montañas y glaciares. 

No es necesario, sin embargo, ser un experto en la materia, simplemente hay que dejarse llevar por las corrientes y trabajar en equipo mientras disfrutas del maravilloso paisaje que te rodea. Es una actividad que puede ser compartida tanto por la familia, que disfruta de una travesía o exploración por aguas tranquilas, como por quienes gustan de las emociones fuertes y sortean rápidos de categoría mundial, como los que ofrecen los ríos Futaleufú y Baker. 

Compartir:

KAYAK EN PATAGONIA

El kayak es una embarcación de uno o dos tripulantes cuyo uso es fundamentalmente deportivo. Es relativamente ligera de plástico, fibra de vidrio, kevlar, etc. La pala (remo) de un kayak es de doble hoja, y no está fijada a él como suele ser suceder con otros deportes de remo. En su origen eran de un solo tripulante y se usaban para pescar y cazar.

En Chile el kayak es cada vez más popular, básicamente porque es un país que ofrece aguas de clase mundial para practicar esta disciplina, pero también, porque es una manera única y privilegiada de disfrutar de su entorno natural y acceder a lugares remotos, que no presentan otra vía de acceso.

Deslizarse por sus más de 1.200 ríos de diferente caudal y complejidad, o aprovechar la calma de lagos, fiordos o su extensa y variada línea costera, para contemplar maravillosos escenarios naturales y abundante fauna nativa, es parte del desafío, que convierte a Chile en uno de los mejores destinos sudamericanos para la práctica de este deporte. 

En Patagonia, la mejor época para practicarlo, pero no la única, es el verano, de noviembre a marzo, cuando los ríos crecen producto de los deshielos. Época en que arriban los mejores exponentes del rafting y el kayaking a nivel mundial para asumir el desafío de navegar las poderosas aguas del Futaleufú o el Baker, que presentan tramos de categoría V. 

Obviamente hay opciones más tranquilas, sin embargo en todas podrá vivir una fascinante experiencia de aventura y adrenalina, que fluye de igual manera mientras baja el río, en medio de paisajes de exuberante belleza, aguas cristalinas y como telón de fondo, casi invariablemente tendrá a los imponentes Andes Patagónicos.
Compartir:

DOCUMENTOS DE INGRESO

Para ingresar a Chile, debes portar documentación de identificación como cédula de identidad o pasaporte, el cual debes presentar en Policía Internacional al momento de ingresar al país. Dependiendo de tu país de origen, también  te solicitaran tu visa timbrada. 

Por regla general, no se requiere de visa o autorización previa para ingresar a Chile como turista. Sin embargo, para los residentes de algunos países se solicita una autorización, denominada “Visto de Turismo”, también conocida como “Visa de turista” (Ver listado de países que requieren de visa de turista) el que debe ser solicitado en cualquier consulado de Chile.  

Los ciudadanos residentes de los siguientes países, pueden ingresar a Chile en calidad de turistas presentando su Documento Nacional de Identidad vigente: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay. Sin embargo, si estas personas desean postular después a una visa de residencia temporal desde Chile, se les exigirá pasaporte. 

Los ciudadanos sudamericanos, de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y Australia no necesitan visado como turista. Sin embargo, algunos países deben pagar una tasa en efectivo, conocida como impuesto de reciprocidad, al llegar al aeropuerto de Chile. 

La visa de turista dura 90 días contados desde la fecha de ingreso al país. Sin embargo, la autoridad podrá excepcionalmente limitar la permanencia del turista por un plazo inferior. 

Además, recuerda que si traes productos de origen animal o vegetal, al ingresar deberás declararlos ante el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), de esta manera ayudas a proteger la flora y fauna de nuestro país.  

Para más información sobre el ingreso al país, visita http://www.extranjeria.gob.cl/

Compartir:

COMO LLEGAR A TORRES DEL PAINE

Desde Santiago, vía aérea, se viaja a la ciudad continental más austral del mundo (2.180 Km. al sur de la capital de Chile) ubicada a orillas del Estrecho de Magallanes: Punta Arenas. Desde esta localidad, por ruta asfaltada, nos dirigimos al noreste hasta la ciudad de Puerto Natales (256 Km.). En temporada estival, esta operativo el aeropuerto de Natales, Teniente Julio Gallardo.

Natales es el centro urbano más importante en las proximidades del parque. Con sus 22.000 habitantes, es centro obligado de abastecimiento para quienes visitan Torres del Paine y base de operaciones de las agencias de turismo nacional. Desde aquí, ahora por camino ripiado debemos recorrer 115 km. para acceder a portería Lago Sarmiento o 145 km. hasta la Sede Administrativa e ingresar al parque. También esta habilitada la ruta Y-290, más conocida como Lago Porteño, que ingresa al parque por la parte sur, a través de Portería Serrano.

Una opción más larga, pero mucho más excitante y espectacular, es tomar un transbordador en la ciudad de Puerto Montt (1000 Km. al sur de Santiago) y navegar a través de los canales patagónicos hasta la ciudad de Puerto Natales. El viaje dura 4 días y las embarcaciones zarpan una vez por semana.

La infraestructura de transporte desde Puerto Natales al Parque es variada y amplia en temporada alta (Octubre - Abril). El trayecto puede hacerse en buses de recorrido regular, taxi, mini bus, buses de turismo y vehículos particulares o de arriendo.

El uso de vehículos particulares, constituye una buena alternativa cuando viaja con niños o adultos mayores. Permite un mayor grado de autonomía y flexibilidad en sus recorridos, sin embargo, requiere de cierta experiencia conduciendo en caminos de tierra, bajo condiciones adversas, asociadas a periodos de inestabilidad climática (lluvia, viento o nieve).

No improvise y planifique bien su visita. Combustible encontrará sólo en Cerro Castillo, a 90 km. de la sede administrativa o 52 km. de Portería Sarmiento, por lo cual sugerimos llenar el estanque en Puerto Natales, a su capacidad máxima.
Compartir:

TRADUCTOR

OPERADOR TURISTICO

PESCA EN PATAGONIA CHILE

ALOJAMIENTO RECOMENDADO