2/3/15

TREKKING

Trek es un anglicismo originado en Sudáfrica. Una palabra que comenzó a usarse en la década de los ochenta por los montañistas que ascendían el Himalaya o los Andes, para definir largas caminatas de aproximación hasta la base de las cumbres que deseaban ascender.

El Trekking o senderismo, a menudo se confunde con el excursionismo (Hiking) o incluso, algunos creen que es una especialidad del montañismo. Sin embargo, si bien el excursionismo es la disciplina más próxima y tal vez, precursora del senderismo, se diferencia de éste, porque discurre por senderos no definidos y, por tanto, no ofrece las garantías de seguridad y calidad de los senderos homologados por organismos competentes. 

El trekking, como modalidad deportiva -simbiosis entre deporte, cultura y medio ambiente- recorre de forma autónoma remotos senderos de difícil transito, que con frecuencia están alejados de las rutas habituales del turismo convencional como: sierras, montañas valles, quebradas, bosques, playas, arroyos, ríos, lagos, lagunas, praderas, campos, desiertos, glaciares, etc. 

Chile, en este sentido, es un país privilegiado en la cantidad de senderos habilitados para la práctica del trekking. Y son tantos, que es difícil difícil enumerarlos. Sin embargo, este conjunto de sendas y rutas que atraviesan el territorio nacional de norte a sur, desde Arica por el norte hasta Cabo de Hornos en el extremo sur del continente -de preferencia entre precordillera y cordillera de los Andes- se agrupa bajo la denominación común de: Sendero de Chile. La gestión y desarrollo de este, está bajo la tuición del Ministerio del Medio Ambiente y permite no solo recorrer los 101 centros que forman parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (SNASPE) que mantiene el estado -constituido por 37 Parques Nacionales, 49 Reservas Nacionales y 15 Monumentos Naturales, algunos de los cuales forman parte de la red internacional de reservas de la Biosfera que reconoce UNESCO- sino también, integrar senderos públicos y privados, hasta totalizar una extensión superior a los 7 mil 500 kilómetros, para conocer el patrimonio natural del país. 

No obstante ello, es sin duda alguna Patagonia la que concentra en mayor interés mundial de esta disciplina. Cerro Castillo, en Aysén -ubicado a solo 64 kilómetros de Coyhaique, la capital Regional- ofrece uno de los senderos más bonitos de Chile. Un cerro imponente con paredes que ganan fama entre escaladores, además de fauna, flora, glaciares, bosques intactos y, todavía es un área muy poco visitada. 

En el Parque Nacional Torres del Paine, en la Región de Magallanes, se realizan dos de los mejores trekking del mundo. Existen varios circuitos, pero los más conocidos son el circuito largo u O (7-9 días, de dificultad media-alta) y el corto o W (4-5 días, dificultad media). 

Por último y sólo para los más osados y aventureros -con clima variable, bajas temperaturas y viento muy fuerte- existe la posibilidad de realizar el trekking más austral del mundo en la Isla Navarino, frente a Tierra del Fuego, en el extremo sur del continente. 

Los caminantes más expertos pueden ascender montañas, caminar a través de glaciares, recorrerán cascadas y miradores. Pero no todo es necesariamente tan extremo. El trekking no tiene límite de edad y cualquier persona puede practicarlo, si se adecua a los diversos grados de dificultad que presenta, utiliza el vestuario correcto y dispone de un estado físico compatible con el desafío que proyecta.
Compartir:

TRADUCTOR

OPERADOR TURISTICO

PESCA EN PATAGONIA CHILE

GALERÍA DE IMÁGENES

LIBROS RECOMENDADOS