ABIERTA TEMPORADA DE CRUCEROS PATAGONICOS

Cuando viajamos, lo hacemos con el propósito de descubrir o conocer algo diferente a nuestra forma cotidiana de vivir o lugar en que habitamos.  

Cuando la tierra era un planeta con grandes extensiones inexploradas, algunos individuos se aventuraron conocerlas. Más allá de descubrir nuevas tierras, estas misiones tuvieron por objetivo reconocer un territorio, y en él, trazar mapas, rutas terrestres o marítimas y describir su fauna y flora. En la exploración se involucraron hombres con diversas disciplinas científicas: botánica, zoología, geología, hidrografía, astronomía, meteorología, etc., que por aquella época eran simplemente naturalistas, pero también, muy a menudo coexistieron objetivos políticos (colonialistas), más o menos encubiertos, que buscaban establecer o fortalecer la presencia de alguna nación mediante el asentamientos de colonias civiles o enclaves militares, en territorios habitualmente ricos en materias primas. No obstante ello, el extenso territorio patagónico, que no estuvo excluido de estos propósitos, ha sido y sigue siendo un campo fértil para la investigación científica y más aun, para la exploración y la aventura en sus más variadas expresiones.

Ciencia y exploración desde siempre han estado ligadas. En él, personajes de la talla de Charles Darwin, Alexander von Humboldt, Robert FitzRoy, Hans Steffen y otros, realizaron importantes exploraciones científicas, que en algunos casos, permitieron revolucionar las ciencias.

Y es quizás esta la gran motivación, aunque no el única, por la cual este segmento del turismo de intereses especiales, como es el turismo científico, siga concitando tanto interés. Esta parece ser la razón fundamental -independientemente de la belleza escénica y singularidad que puede ofrecer el territorio patagónico- que hizo posible el arribo el viernes 14 de octubre al Terminal de Cruceros de Oxxean, en Puerto Chacabuco, Región de Aysén, Patagonia chilena, del buque National Geographic Explorer, el cual llega por segundo año consecutivo gracias a la alianza entre Expediciones Lindblad y National Geographic Society; dos empresas que en conjunto suman casi 200 años de exploración a nivel global. 

La nueva tendencia del turismo, mezcla comodidad y seguridad con exploración y aventura. A través de ella, un público no especializado, pero habido de acrecentar sus conocimientos, puede acceder a información científica y comprender de mejor forma nuestro planeta. 

En la ocasión, por constituir el primer crucero de la temporada (2016-2017) que arriba a territorio nacional, se realizó una ceremonia de inauguración que contó con la participación de tripulantes, autoridades regionales y ejecutivos de Oxxean. 

La empresa, propietaria del terminal, que provee servicios marítimos, portuarios y logísticos en todo el territorio nacional, señalo que: "como parte del compromiso adquirido con la región de Aysén y el desarrollo receptivo en Patagonia Chilena, se encuentra en un proceso de ampliación del terminal para duplicar su capacidad, agregando que las obras debiesen estar concluidas antes de la llegada del próximo crucero -el 26 de octubre de 2016- para ofrecer a los 32.000 pasajeros que se esperan arriben durante la presente temporada, un servicio de mejor calidad". 

Las mejoras en el terminal Chacabuco se enmarcan dentro del programa de fomento del turismo que Empresas Marítimas Oxxean está realizando en la zona austral. Próximamente esperan inaugurar una marina en Caleta Tortel y evalúan la factibilidad de habilitar instalaciones en Puerto Natales, Isla Navarino y Cabo de Hornos. 

Sobre el barco, señalar que el National Geographic Explorer fue construido (2008) para dar servicios a lo largo de la costa de Noruega como parte del famoso Hurtigruten (servicio diario de transporte en barco entre la costa oeste y norte de Noruega). Su excelente maniobrabilidad, tamaño justo, casco reforzado para navegar en hielo, sumado a un sofisticado equipo de navegación y un renovado diseño interior -que alberga a 148 personas- lo convierten en el la plataforma ideal para navegar los canales patagónicos -más extensos y desconocidos que los fiordos noruegos- y el territorio Antártico. 

El crucero de exploración por el fin del mundo, ofrece a sus huéspedes, un recorrido inédito por paisajes de exuberante belleza, majestuosas montañas, glaciares, flora y fauna endémica. Acceso a observación subacuática y el contacto directo con los equipos de investigación que operan en terreno. El barco esta equipados con botes Zodiac y Kayaks. Una manera segura de acceder y explorar iceberg, glaciares o áreas remotas, mientras que las excursiones incluyen buceo, observación de aves, ballenas, senderismo y mucho más… Los itinerarios son flexibles y voluntarios, por lo que no existe la obligación de realizarlos. No obstante ello, desde la seguridad y comodidad de la plataforma móvil, podrá ser un espectador privilegiado de eventos inesperados de la naturaleza, que de seguro convertirán a este viaje, en una experiencia inolvidable e inédita por los canales patagónicos

El crucero, en cada expedición, incluye un equipo de especialistas, entre naturalistas, historiadores, buzos profesionales y un fotógrafo de National Geographic. Para mejorar su experiencia, utiliza tecnología de exploración, como un microscopio, un hidrófono, una cámara de vídeo submarina SplashCam, que permite transferir a los pasajeros información, enseñar y mostrarles las maravillas de este territorio muy poco intervenido.

Compartir:

TRADUCTOR

OPERADOR TURISTICO

ALOJAMIENTO RECOMENDADO

PESCA EN PATAGONIA CHILE

GALERÍA DE IMÁGENES

LIBROS RECOMENDADOS