14/6/08

EL VOLCÁN CHAITÉN AUMENTA SU ACTIVIDAD

A 43 días de haberse iniciado la actividad del volcán Chaitén y ya cuando todo parecía indicar que podríamos dar vuelta la página y el Chaitén, sólo sería una triste y lamentable recuerdo, funcionarios de Carabineros (policía) que custodian la ciudad, reportaron un aumento significativo de las emisiones de gases y piroclastos. Este aumento de la actividad en el flanco sur del domo volcánico antiguo, en el cual se abrieron dos nuevos cráteres, fue reportado por personal de Carabineros, que señalaron que durante los días 11 y 12 de junio, se escucharon fuertes ruidos procedentes del volcán. 

Los dos nuevos cráteres estarían emitiendo gases y cenizas a una altura que no se ha podido determinar, por la abundante nubosidad que presenta la región, sin embargo los nuevos cráteres estarían emitiendo una solida columna de vapor que se desplaza junto con las cenizas, en dirección al sur.En concordancia con lo anterior, el 12 de junio por la tarde, en la ciudad de Chaitén, se pudo apreciar una brusco aumento del caudal del río de mismo nombre, fenómeno que fue acompañado de un estruendo, sin que este fenómeno pudiese ser relacionado con un aumento de las lluvias en la zona, razón que obligo, tanto a personal de Carabineros como funcionarios de Obras Publicas, que evaluaban los daños, a abandonar la ciudad.Este nuevo incremento de la actividad volcánica -porque no ha dejado de estar activo el volcán- abre la posibilidad de que se generen explosiones laterales capaces de generar flujos piroclásticos que serían canalizados hacia el sur por el valle del río Chaitén. También, en el escenario anterior, no se descarta posibles acumulaciones de material en sectores aledaños al volcán, cuyo posterior colapso pueda generar mayores crecidas (lahares) a lo largo del mismo río. 

El Servicio Nacional de geología y Minería informo, que la actividad sísmica se incrementó (unos 15) a partir de la madrugada del 12 de junio, tanto en el número de sismos como en la energía sísmica liberada por aquellos. La mayoría de los sismos menores a 2 grados de magnitud se ubicaron bajo el volcán, mientras que dos sismos importantes se localizaron a 5 km al noreste, con epicentros ubicados sobre una de las ramas del Sistema de Falla Liquiñe-Ofqui. 

La nueva fase eruptiva que inició el volcán Chaitén durante este día, ha modificado la idea preliminar que tenían las autoridades de permitir el ingreso a los pobladores del lugar para rescatar parte de sus pertenencias. En este sentido, el alcalde Frittis les recordó a los habitantes de la localidad que aún no es seguro volver a sus hogares. "El peligro no ha pasado, por el contrario, hay momentos como el de hoy, que el peligro recrudece y obliga a evacuar a la gente", instándolos a tener paciencia y tranquilidad. 

Por otra parte, los vulcanólogos del SERNAGEOMIN no descartaron la posibilidad de un "represamiento" en sectores cercanos al macizo, con el consiguiente riesgo de mayores crecidas y aluviones. 

La Presidenta Michelle Bachelet dijo hoy desde Estados Unidos que en “el más breve plazo posible” el gobierno tomará una decisión sobre la ciudad de Chaitén. La Mandataria indicó que se está recabando toda la información científica necesaria al más alto nivel mundial para evaluar la situación del volcán Chaitén, y de ahí se explica el encuentro que sostuvo esta mañana en la ciudad de San Francisco con un grupo de vulcanólogos, encabezados por John Pallister, jefe del Programa de Asistencia para Desastres Volcánicos del UE Geological Survey. 

Un poco de historia… y algunas reflexiones. 

En mapas cartográficos y también para los lugareños, el hoy mundialmente conocido volcán, era llamado Cerro Chaitén, aún cuando el vulcanólogo Óscar González-Ferrán en su libro "Atlas de los volcanes de Chile" ya en 1994 afirmaba que en realidad el cerro era un volcán, bautizándolo con el nombre de la ciudad más cercana (a 10 km). 

El Chaitén, es un pequeño volcán ( 932 metros de altura) sin glaciares correspondiente al Pleistoceno tardío, con una bóveda de lava o caldera de 3 km de diámetro originada en el Holoceno donde se encuentra un domo de lava riolítico formado hace miles de años en alguna erupción junto a dos pequeñas lagunas en el sector norte y oeste. 

El primer registro histórico de erupciones del volcán es la que está ocurriendo desde el 2 de mayo de 2008. Se especula que no entraba en erupción desde hace 9 o 10 milenios. Según el Global Volcanism Program del Instituto Smithsoniano, su última erupción habría ocurrido el 7420 AC, con un margen de error de 75 años. 

La actual erupción del volcán Chaitén, ha sido la de mayor magnitud ocurrida en Chile desde la ocasionada por el volcán Quizapú –cráter secundario del Descabezado Grande, que surgió en 1846- ubicado al oriente de Talca (región central de Chile) cuya erupción en abril de 1932, expulso una columna de 30 Km. de altura, cubriendo de cenizas el territorio nacional desde Rancagua a Chillán (350 km. aproximadamente) alcanzando estas el territorio argentino, brasileño, e incluso el continente africano.  

En publicación sobre el volcán del 15/6/08, recordé las palabras ministro Goñi, a cargo de la evacuación, que señalo, al referirse al Chaitén: “es la emergencia más compleja de la historia de Chile” y señalaba en aquel momento, que no deja de tener toda la razón… La energía acumulada al interior del volcán Chaitén y necesaria para mantener activa una columna de cenizas y material particulado por más de 13 días, a una altura en promedio de 8 Km., es de una magnitud que no podría cuantificar, pero que obviamente no puede ser subestimada, pudiendo desencadenar consecuencias impredecibles para la región y el futuro de la población. También, en esa oportunidad, me preguntaba: ¿Sabemos a que nos enfrentamos? Y me contestaba: ¡Parece que no! 

En ese momento señale que: El volcán Chaitén podía llegar a producir un escenario tan complejo como el del volcán Pinatubo, que entró en erupción el 15 de Junio de 1991 en Filipinas -obligando a la evacuación de 1 millón de personas- o el Vesubio en su momento. Hoy me pregunto ¿Será casual el tamaño de la bóveda de lava o caldera de 3 km de diámetro, que contiene en su interior un par de conos activos? o ¿será esa bóveda el cráter original de un gigante dormido? que recién comienza a despertarse y del cual no tenemos ningún registro histórico… y por lo mismo, un desconocimiento absoluto de que nos depara.El único referente que tenemos a mano, para los efectos de comparación, corresponde a la actividad eruptiva relacionada con el volcán Maipo en la frontera chileno argentina, frente a Santiago -capital de Chile- que es el que más ha llamado la atención de los geólogos. Un antiguo evento cataclísmico producido por la erupción de la llamada Caldera Diamante, una caldera volcánica de unos 20 x 15 km que subyace bajo el volcán Maipo y la vecina laguna Diamante (Argentina). 

La Caldera Diamante entró en actividad hace unos 500.000 o 450.000 años, aparentemente sin aviso, eyectando una enorme cantidad de material piroclástico (entre 260 y 350 km³ ). Habría que imaginar un cubo de piroclasto con aristas de casi 7 km de largo para asimilar la cantidad material expulsada por la caldera. 

Se calcula que el material liberado en este sólo evento corresponde al 50% de todo lo eyectado por volcanes entre las latitudes 33º y 35º Sur durante todo el Cuaternario. Semejante flujo alcanzó a desplazarse más de 130 km. y arraso con todo…  

De repetirse la erupción de la Caldera de Diamante toda la ciudad de Santiago de Chile, por ejemplo, quedaría destruida, y la nube de ceniza volcánica cubriría hasta el sur de Brasil. Claro que se trata de erupciones que ocurren cada varios cientos de miles de años, -ayer a escala geológica- pero ello, no ha de llevarnos a pensar que la Caldera Diamante se encuentre inactiva. 

La gran erupción de la Caldera Diamante se encuentra entre los grandes eventos volcánicos conocidos por la ciencia. Se le califica con un 7 en la escala del 1 al 8 del IEV (Índice de Explosividad Volcánica); esto quiere decir que se trata de una erupción "super-colosal", o ultra-plineana. También se califica con un 7 al mayor evento ocurrido en el volcán Tambora, Indonesia, en 1815. El Tambora, arrojó menos material piroclástico que el Maipo, unos 160 de km³, sin embargo, alteró ostensiblemente el clima global, ocasionando el llamado año sin verano de 1816. 

Superando a la gran erupción de la Caldera Diamante apenas se encuentran algunos pocos eventos cataclísmicos; erupciones como la del Lago Taupo (1.170 - 800 km³ de material expulsado), del Lago Toba (2.800 km³), la Caldera Yellowstone, Caldera La Garita y Cerro Galán. Todas las erupciones nombradas se produjeron en tiempos prehistóricos; entre 26.000 y 27.000.000 de años atrás. 

Tras la gran erupción, el volcán Maipo este creció como un estratovolcán 1.900 mts. sobre la caldera y sus cenizas cubrieron gran parte del valle central de Chile. ¿Que podría suceder con el Chaitén?... ¡Alguien lo puede saber!...
Compartir:

TRADUCTOR

OPERADOR TURISTICO

PESCA EN PATAGONIA CHILE

GALERÍA DE IMÁGENES

LIBROS RECOMENDADOS