EL VOLCÁN CHAITÉN NO DESCANSA


A solo horas de escribir la entrada anterior, el Chaitén nos vuelve a sorprender con su inagotable vitalidad. Una abundante lluvia de cenizas impide una adecuada visibilidad, obligando al personal de Carabineros y las Fuerzas Armadas que controlan la ciudad evacuada, a retomar el uso de mascarillas. 

Desde la tarde de ayer la ciudad de Chaitén está recibiendo una persistente lluvia de cenizas. Por esta razón, el viaje programado para el día de hoy para rescatar los vehículos abandonados en la ciudad, fue suspendido a lo menos por 48 horas, mientras mejoran las condiciones meteorológicas y se tenga algún grado de certeza de que la actual actividad del volcán no reviste mayor peligro para la operación. 

El Intendente de la región Sergio Galilea, junto al Capitán de Carabineros Alejandro Villablanca del Retén de Puerto Cárdenas a cargo de la seguridad en el sector, informaron que el volcán presenta un ruido subterráneo persistente e intenso; abundante emisión de cenizas y una “pluma” que se moviliza con dirección noroeste. Las malas condiciones meteorológicas (nubosidad) impiden apreciar en forma directa lo qué sucede con el volcán y en particular conocer la altura de la columna, que es un índice de referencia de su actividad. En tanto, los trabajos que se encuentra realizando personal de la Dirección de Vialidad y el Cuerpo Militar del Trabajo (CMT), fueron suspendidos debido a la abundante cantidad de cenizas que obstruye los filtros de la maquinaria. 

El viento ha provocado que las cenizas del volcán se desplacen hacia el noroeste a distintos sectores de la región de Chiloé. Especialmente se ve afectada la isla de Quinchao, donde la acumulación de ceniza alcanzó, en algunas áreas, a los 15 centímetros. Además, en horas de la mañana, un nuevo giro en la dirección del viento, estaría transportando material particulado hacia la ciudad de Puerto Montt, aun cuando de acuerdo a los informes meteorológicos, en los próximos días el viento girará hacia el sur. 

Por su parte, la Delegada Presidencial, Paula Narváez, señaló que la programación de los operativos de reconocimiento de viviendas y recuperación de objetos sensibles, se mantiene como parte de la agenda de la próxima semana, siempre y cuando las condiciones climáticas lo permitan y el veleidoso Chaitén nos de alguna tregua…para no poner en peligro la seguridad de las personas.



Compartir:

EL VOLCÁN CHAITÉN NO DA TREGUA

A 49 días del comienzo de la actividad eruptiva del volcán, que aun no declina, Chaitén es una postal del desastre. El panorama de la ciudad, da cuenta de lo acertado de la decisión de evacuar a más de cinco mil personas, en uno de los mayores operativos de emergencia de nuestro país. 

El volcán continúa emitiendo una columna eruptiva, próxima a los 5 Km. de altura, con abundante emisión de vapor de agua. Si bien se aprecia una actividad sísmica menor a las fases precedentes –que ha pasado por ciclos de mayor intensidad- la aparición de un segundo cráter en la zona sur de la bóveda de lava o caldera (3 Km. de diámetro) mantiene a los vulcanólogos en estado de alerta, principalmente por la abundante acumulación de material piroclástico y rocas volcánicas en la base de macizo, asegurando los especialistas, que nuevamente la lluvia podría arrastrar este material hasta la ciudad, aumentando el daño actual. 

Condiciones meteorológicas favorables en los últimos 3 días, habían permitido el ingreso a la ciudad de Chaitén de personal de la Dirección Vialidad y el Cuerpo Militar del Trabajo (CMT) para realizar trabajos de refuerzo y reordenamiento del cauce del río Blanco, con el propósito de prevenir mayores daños. 

El Gobierno y el estado mayor de emergencia, han estimado que los riegos están, razonablemente, “bajo control”… por lo tanto, este jueves 19 intentarán realizar un operativo para rescatar -a lo menos en primera instancia- 60 vehículos que quedaron abandonados en la ciudad y que no se encuentren enterrados en el lodo. La operación rescate sería realizada por funcionarios municipales que se trasladarían en una barcaza Alejandrína desde la ciudad de Castro, en Chiloé, hasta la siniestrada ciudad de Chaitén. 

El martes 24 de junio, si las condiciones climáticas son favorables y el volcán lo permite, un primer grupo de pobladores podría ingresar a la ciudad para recuperar sus enceres, traslado que sería realizado en buques de la armada y estaría bajo la supervisión de personal del Ejército y de Carabineros (policía).  

Desde el otro lado de la frontera, el Gobierno argentino aprobó la iniciativa de los empresarios de turismo de Bariloche de utilizar aeropuertos alternativos ante los inconvenientes surgidos producto de la actividad del volcán. El aeropuerto de Bariloche no ha recibido vuelos durante 20 días y luego ha operado en forma intermitente, dependiendo de la actividad del volcán, las condiciones climáticas y la propia decisión de las aerolíneas, de no comprometer innecesariamente sus aeronaves. Neuquén en Argentina y Puerto Montt en Chile, serían las opciones, y los operadores de turismo receptivo se harían cargo del traslado por tierra de los turistas hasta la ciudad de Bariloche, como lo confirmó el presidente de la Cámara de Turismo, Alberto Del Giúdice, en la apertura oficial de la Fiesta de la Nieve, donde reconoció la situación compleja que vive Bariloche por “factores externos” a ella, como la imprevisible actividad del volcán, que ha reducido drásticamente la afluencia de turistas a los centros de Sky.

Fotografías: CHRISTIAN BROWN P. Fotógrafo Gobierno Regional de Los Lagos.

Compartir:

CAZADORES EXTINTOS DE AYSÉN CONTINENTAL

El miércoles 18 de junio fue lanzado en la ciudad de Coyhaique, Región de Aysén, el libro "Cazadores extintos de Aysén Continental" del arqueólogo Kémel Sade Martínez. El proyecto fue posible gracias al respaldo del Fondo del Libro de la Corporación CODESA (Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén) quien tuvo la visión de patrocinar y avalar el proyecto ante el Consejo Regional para la Cultura y el Arte, que lo financió. Su autor, Kémel Sade, es un joven investigador de Aysén, apasionado con su disciplina y comprometido con el patrimonio cultural regional. El libro de 199 paginas, editado por Ediciones Ñire Negro, nos invita a una sugerente propuesta para comprender a las poblaciones prehispánicas del territorio aysenino, y constituye un hito en la difusión y comprensión del patrimonio arqueológico de Aysén. 

Contacto: maurotejedor@yahoo.com

Compartir:

EL VOLCÁN CHAITÉN AUMENTA SU ACTIVIDAD

A 43 días de haberse iniciado la actividad del volcán Chaitén y ya cuando todo parecía indicar que podríamos dar vuelta la página y el Chaitén, sólo sería una triste y lamentable recuerdo, funcionarios de Carabineros (policía) que custodian la ciudad, reportaron un aumento significativo de las emisiones de gases y piroclastos. Este aumento de la actividad en el flanco sur del domo volcánico antiguo, en el cual se abrieron dos nuevos cráteres, fue reportado por personal de Carabineros, que señalaron que durante los días 11 y 12 de junio, se escucharon fuertes ruidos procedentes del volcán. 

Los dos nuevos cráteres estarían emitiendo gases y cenizas a una altura que no se ha podido determinar, por la abundante nubosidad que presenta la región, sin embargo los nuevos cráteres estarían emitiendo una solida columna de vapor que se desplaza junto con las cenizas, en dirección al sur.En concordancia con lo anterior, el 12 de junio por la tarde, en la ciudad de Chaitén, se pudo apreciar una brusco aumento del caudal del río de mismo nombre, fenómeno que fue acompañado de un estruendo, sin que este fenómeno pudiese ser relacionado con un aumento de las lluvias en la zona, razón que obligo, tanto a personal de Carabineros como funcionarios de Obras Publicas, que evaluaban los daños, a abandonar la ciudad.Este nuevo incremento de la actividad volcánica -porque no ha dejado de estar activo el volcán- abre la posibilidad de que se generen explosiones laterales capaces de generar flujos piroclásticos que serían canalizados hacia el sur por el valle del río Chaitén. También, en el escenario anterior, no se descarta posibles acumulaciones de material en sectores aledaños al volcán, cuyo posterior colapso pueda generar mayores crecidas (lahares) a lo largo del mismo río. 

El Servicio Nacional de geología y Minería informo, que la actividad sísmica se incrementó (unos 15) a partir de la madrugada del 12 de junio, tanto en el número de sismos como en la energía sísmica liberada por aquellos. La mayoría de los sismos menores a 2 grados de magnitud se ubicaron bajo el volcán, mientras que dos sismos importantes se localizaron a 5 km al noreste, con epicentros ubicados sobre una de las ramas del Sistema de Falla Liquiñe-Ofqui. 

La nueva fase eruptiva que inició el volcán Chaitén durante este día, ha modificado la idea preliminar que tenían las autoridades de permitir el ingreso a los pobladores del lugar para rescatar parte de sus pertenencias. En este sentido, el alcalde Frittis les recordó a los habitantes de la localidad que aún no es seguro volver a sus hogares. "El peligro no ha pasado, por el contrario, hay momentos como el de hoy, que el peligro recrudece y obliga a evacuar a la gente", instándolos a tener paciencia y tranquilidad. 

Por otra parte, los vulcanólogos del SERNAGEOMIN no descartaron la posibilidad de un "represamiento" en sectores cercanos al macizo, con el consiguiente riesgo de mayores crecidas y aluviones. 

La Presidenta Michelle Bachelet dijo hoy desde Estados Unidos que en “el más breve plazo posible” el gobierno tomará una decisión sobre la ciudad de Chaitén. La Mandataria indicó que se está recabando toda la información científica necesaria al más alto nivel mundial para evaluar la situación del volcán Chaitén, y de ahí se explica el encuentro que sostuvo esta mañana en la ciudad de San Francisco con un grupo de vulcanólogos, encabezados por John Pallister, jefe del Programa de Asistencia para Desastres Volcánicos del UE Geological Survey. 

Un poco de historia… y algunas reflexiones. 

En mapas cartográficos y también para los lugareños, el hoy mundialmente conocido volcán, era llamado Cerro Chaitén, aún cuando el vulcanólogo Óscar González-Ferrán en su libro "Atlas de los volcanes de Chile" ya en 1994 afirmaba que en realidad el cerro era un volcán, bautizándolo con el nombre de la ciudad más cercana (a 10 km). 

El Chaitén, es un pequeño volcán ( 932 metros de altura) sin glaciares correspondiente al Pleistoceno tardío, con una bóveda de lava o caldera de 3 km de diámetro originada en el Holoceno donde se encuentra un domo de lava riolítico formado hace miles de años en alguna erupción junto a dos pequeñas lagunas en el sector norte y oeste. 

El primer registro histórico de erupciones del volcán es la que está ocurriendo desde el 2 de mayo de 2008. Se especula que no entraba en erupción desde hace 9 o 10 milenios. Según el Global Volcanism Program del Instituto Smithsoniano, su última erupción habría ocurrido el 7420 AC, con un margen de error de 75 años. 

La actual erupción del volcán Chaitén, ha sido la de mayor magnitud ocurrida en Chile desde la ocasionada por el volcán Quizapú –cráter secundario del Descabezado Grande, que surgió en 1846- ubicado al oriente de Talca (región central de Chile) cuya erupción en abril de 1932, expulso una columna de 30 Km. de altura, cubriendo de cenizas el territorio nacional desde Rancagua a Chillán (350 km. aproximadamente) alcanzando estas el territorio argentino, brasileño, e incluso el continente africano.  

En publicación sobre el volcán del 15/6/08, recordé las palabras ministro Goñi, a cargo de la evacuación, que señalo, al referirse al Chaitén: “es la emergencia más compleja de la historia de Chile” y señalaba en aquel momento, que no deja de tener toda la razón… La energía acumulada al interior del volcán Chaitén y necesaria para mantener activa una columna de cenizas y material particulado por más de 13 días, a una altura en promedio de 8 Km., es de una magnitud que no podría cuantificar, pero que obviamente no puede ser subestimada, pudiendo desencadenar consecuencias impredecibles para la región y el futuro de la población. También, en esa oportunidad, me preguntaba: ¿Sabemos a que nos enfrentamos? Y me contestaba: ¡Parece que no! 

En ese momento señale que: El volcán Chaitén podía llegar a producir un escenario tan complejo como el del volcán Pinatubo, que entró en erupción el 15 de Junio de 1991 en Filipinas -obligando a la evacuación de 1 millón de personas- o el Vesubio en su momento. Hoy me pregunto ¿Será casual el tamaño de la bóveda de lava o caldera de 3 km de diámetro, que contiene en su interior un par de conos activos? o ¿será esa bóveda el cráter original de un gigante dormido? que recién comienza a despertarse y del cual no tenemos ningún registro histórico… y por lo mismo, un desconocimiento absoluto de que nos depara.El único referente que tenemos a mano, para los efectos de comparación, corresponde a la actividad eruptiva relacionada con el volcán Maipo en la frontera chileno argentina, frente a Santiago -capital de Chile- que es el que más ha llamado la atención de los geólogos. Un antiguo evento cataclísmico producido por la erupción de la llamada Caldera Diamante, una caldera volcánica de unos 20 x 15 km que subyace bajo el volcán Maipo y la vecina laguna Diamante (Argentina). 

La Caldera Diamante entró en actividad hace unos 500.000 o 450.000 años, aparentemente sin aviso, eyectando una enorme cantidad de material piroclástico (entre 260 y 350 km³ ). Habría que imaginar un cubo de piroclasto con aristas de casi 7 km de largo para asimilar la cantidad material expulsada por la caldera. 

Se calcula que el material liberado en este sólo evento corresponde al 50% de todo lo eyectado por volcanes entre las latitudes 33º y 35º Sur durante todo el Cuaternario. Semejante flujo alcanzó a desplazarse más de 130 km. y arraso con todo…  

De repetirse la erupción de la Caldera de Diamante toda la ciudad de Santiago de Chile, por ejemplo, quedaría destruida, y la nube de ceniza volcánica cubriría hasta el sur de Brasil. Claro que se trata de erupciones que ocurren cada varios cientos de miles de años, -ayer a escala geológica- pero ello, no ha de llevarnos a pensar que la Caldera Diamante se encuentre inactiva. 

La gran erupción de la Caldera Diamante se encuentra entre los grandes eventos volcánicos conocidos por la ciencia. Se le califica con un 7 en la escala del 1 al 8 del IEV (Índice de Explosividad Volcánica); esto quiere decir que se trata de una erupción "super-colosal", o ultra-plineana. También se califica con un 7 al mayor evento ocurrido en el volcán Tambora, Indonesia, en 1815. El Tambora, arrojó menos material piroclástico que el Maipo, unos 160 de km³, sin embargo, alteró ostensiblemente el clima global, ocasionando el llamado año sin verano de 1816. 

Superando a la gran erupción de la Caldera Diamante apenas se encuentran algunos pocos eventos cataclísmicos; erupciones como la del Lago Taupo (1.170 - 800 km³ de material expulsado), del Lago Toba (2.800 km³), la Caldera Yellowstone, Caldera La Garita y Cerro Galán. Todas las erupciones nombradas se produjeron en tiempos prehistóricos; entre 26.000 y 27.000.000 de años atrás. 

Tras la gran erupción, el volcán Maipo este creció como un estratovolcán 1.900 mts. sobre la caldera y sus cenizas cubrieron gran parte del valle central de Chile. ¿Que podría suceder con el Chaitén?... ¡Alguien lo puede saber!...
Compartir:

VOLCÁN CHAITÉN Y LOS DESAFÍOS


El 3 de junio Sernageomin pudo sobrevolar el sector del Volcán Chaitén observando el domo actual algo más voluminoso y más extenso que en sobrevuelo anteriores, aunque sin alcanzar la pared norte de la caldera. En todo el flanco norte y noreste del volcán, el bosque nativo ha sido arrasado y quemado por flujos piroclásticos y explosiones laterales, en una superficie del orden de 2.500 Hectáreas. 

La actividad sísmica se ha mantenido estable, con la ocurrencia de dos grandes grupos de sismos de tipo VT, los que se localizaron bajo el volcán y en torno a la caldera. En términos generales, durante fines de mayo y principios de junio, la actividad sísmica y las descargas de cenizas han decrecido y su descenso coincide también con una columna más débil, que esta acompañada por abundantes emisiones de vapor de agua. La pluma eruptiva se moviliza hacia el sureste, con una altura próxima a los 3 Km. sobre el nivel del mar. 

En tanto, el jefe del Programa de Riesgo Volcánico del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), Luis Lara, explicó que la actividad volcánica ha ido decreciendo, pero podría prolongarse aún durante semanas o algunos meses. 

El volcán debería de volver a "una etapa de menos actividad sin columna eruptiva", indicó Lara, quien precisó que el proceso de remoción de las laderas -que pueden ser desde derrumbes y aludes hasta caída de rocas- "podría continuar por más tiempo que la columna eruptiva, porque hay una gran cantidad de material acumulado". 

El primer reencuentro con su pueblo después de la tragedia…  

El miércoles 3 de junio -aprovechando las buenas condiciones climáticas de la región- seis chaiteninos que integraban una delegación oficial, fueron llevados en helicóptero hasta su ciudad. La delegada presidencial, Paula Narváez, explicó que este primer viaje de los vecinos nació de "su inquietud y el deseo de conocer la realidad de su ciudad en forma directa y tener una visión lo mas objetiva posible de ella. Ellos lo solicitaron". Fueron cuatro horas donde pudieron caminar por las calles, mirar las casas, negocios, ver la ceniza, el lodo y empezar a construir certezas a partir de esta realidad conmovedora. 

Uno de ellos, Iván Muñoz, confiesa que con otros amigos pensaba que con buena disposición, una pala, una picota y una carretilla podían trabajar en la reconstrucción de la ciudad, "pero es imposible. Se necesita maquinaria pesada para poder reparar ciertas partes. El pueblo está partido por la mitad, el daño que tiene es muy, pero muy grande". "Es muy fuerte ver así el pueblo". 

Durante la visita pudo llegar hasta su negocio. "Estaba con un metro de sedimento, y toda la mercadería se perdió. Pero eso ahora da lo mismo, señala, lo que importa ahora es que hay una ilusión de que se pueden hacer cosas positivas porque el gobierno nos está escuchando y ha a intervenido el pueblo". Y tras la visita asegura convencido: "a los vecinos que piensan que pueden volver en uno o dos meses más, les digo que es imposible, olvídense de eso".

Javier Gallegos, otro evacuado, vivía desde hace 40 años en Chaitén y aunque su sueño era volver a su casa, tras la visita le quedó claro que por ahora no es posible. "La destrucción del pueblo es total. Yo no me imaginaba que era tanto", exclama. Su casa está tapada "con más de un metro de cenizas y lodo, que con el paso de los días se ha ido compactando como cemento".

Clara Lazcano, otra evacuada, pudo entrar a su casa, que está completamente inundada con agua y cenizas. Lo único que rescato en esta oportunidad fueron las fotos de la Primera Comunión de sus hijos… "Es que eso sí no se puede recuperar con nada", reflexiona, pero mantiene el optimismo y decisión inclaudicable de refundar Chaitén, aun cuando señala: "el pueblo está bastante deteriorado, con un río que lo parte por la mitad, pero es salvable con el apoyo del Estado". Y manda un mensaje a todos los desplazados: "Tienen que estar tranquilos por que no ha habido saqueos en el pueblo. Y vamos a poder volver a vivir en él". 

El alcalde de Chaitén, José Miguel Frittis, que también viajó con los vecinos el miércoles, quedó absolutamente convencido de que "la recuperación del pueblo no se puede hacer con herramientas menores, como algunos equivocadamente pensaban". Agregó que de las 1.500 casas del pueblo, "unas 500 quedaron completamente destruidas o están en muy mal estado". En todo caso, está convencido de que "las cosas se están haciendo bien y vamos a volver a vivir en Chaitén". Ahora ¿cuándo? Hay que actuar con al prudencia con la que hemos actuado hasta ahora" y finaliza señalando: "Tengan fe y esperanza que lo vamos a lograr”. 

Las tareas más inmediatas… 

El Ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, a un mes del desalojo total de la ciudad de Chaitén, tras sostener este viernes una reunión con el alcalde de la localidad, José Miguel Fritis, y el intendente de la Décima Región, Sergio Galilea anunció que enviará a un grupo de expertos en Obras Públicas para hacer una evaluación preliminar de la ciudad. 

Las mismas autoridades, además señalaron, que Chaitén será, en principio, refundada en el mismo sitio donde se encuentra emplazada, con algunas modificaciones en su trazado, tipo de construcción y mejoras en infraestructura, eso sí, una vez que termine la actividad volcánica que cubrió la ciudad de cenizas y provocó el desborde del río Blanco, que finalmente la inundó, destruyéndola en más de un 70%. 

Junto con ofrecer toda la ayuda para su reconstrucción, el Ministro de Obras Públicas precisó, que además, tras esta primera evaluación y dependiendo de lo que el volcán nos permita realizar, se enviará otro grupo un poco más numeroso de especialistas para revisar el cauce de los ríos, las obras portuarias, las conexiones viales -de acuerdo a las exigencias de conectividad que reveló la emergencia- electricidad y el agua potable, que es muy necesaria para hacer habitable la ciudad de Chaitén. 

En ese contexto, el intendente Sergio Galilea agregó que tras el ataque del "enemigo" -nombre con el cual se refiere al volcán - "Chaitén, no sólo puede renacer de sus cenizas como el ave Fénix, sino también, trasformar esta tragedia en una gran oportunidad para mejorar el puerto, avanzar con la conexión territorial y marítima hacia el norte y el sur, y en general, hacer un rediseño completo y mas seguro de la ciudad, que comenzara en cuanto las condiciones los permitan. 

En forma paralela, La Ministra de Agricultura, Marigen Hornkohl, informó que se inició la entrega del Bono de Compensación para los agricultores afectados por la erupción del volcán Chaitén. 

Sin lugar a dudas, “el patagón tiene el temple de esta tierra que no es para pijes de mesa servida, sino por el contrario, de gente sufrida que puede levantar las manos limpias, honestas y desgastadas por el viento, la escarcha y la tierra, para enfrentar con dignidad una vida llena de rudeza, de fuerza y esperanza… y rehacer sus vidas en un territorio tan profundamente bello como indómito.
Compartir:

PATAGONIA URGENTE. ERUPCION VOLCÁN CHAITÉN (VIII)



A treinta días de haberse iniciado la actividad eruptiva del volcán Chaitén, esta continúa en forma permanente en una fase de tipo subpliniano, que se ha incrementado en relación a los días anteriores, pero sin alcanzar la magnitud de mediados de Mayo. 


El 29 de mayo pasado, la columna eruptiva se mantenía entre 3,5 y 4 km. sobre el nivel del mar y la pluma se desplazó en dirección noreste, con un marcado rumbo norte, afectando localidades ubicadas a centenares de kilómetros hacia el norte del territorio chileno, forzando el cierre de aeropuertos en Puerto Montt, Osorno, Valdivia y Temuco. 

A menor altura, vientos orográficos del este dispersaron cenizas hacia el oeste afectando los sectores a lo largo de la costa entre Chaitén y Chumildén, además de la isla Talcán. Durante el día domingo 1 de Junio, debido a un cambio en la dirección de la pluma, precipitó ceniza fina y polvo volcánico en todo el sector central oriental de Chiloé insular (Queilen, Lelbún, Chonchi, Dalcahue y Castro, entre otros). Dicha zona estuvo cubierta por una densa bruma producto de la ceniza en suspensión, que impidió realizar sobrevuelos para hacer una observación directa del volcán. No obstante ello, la imagen satelital del 2 de Junio, muestra un nuevo giro en la dirección de la pluma –sursureste- arrastrando cenizas hasta el lado argentino, hacia las localidades de Esquel, Leleque y Bariloche, ciudad esta última, que ha visto seriamente disminuida la afluencia de turistas. 

En las playas de Chiloé insular, particularmente en Lelbún (12 km al norte de Queilén, que está frente a Chaitén) ha continuado la acumulación de pómez, transportadas por flotación desde la desembocadura de los ríos Yelcho, Negro y Chaitén que son arrastradas hacia el golfo de Corcovado. En los depósitos se han podido observar fragmentos de pómez de hasta 40 cm de diámetro. Este material esta presente en todas las playas del sector, dejando franjas de acumulación de diversas alturas.Si bien es evidente la disminución de la actividad sísmica y la intensidad de las explosiones, en relación a la primera quincena de Mayo, en los últimos días se ha notado un leve incremento con relación a los registros de los días anteriores, reflejado en un mayor número de sismos de tipo VT y de algunos sismos de tipo LP. Estos últimos se interpretan como movimiento de fluidos y/o presurización en el conducto superior. Así, entre los días 1 y 2 de junio, las estaciones Auchemó y Santa Bárbara registraron un promedio de 5 sismos de tipo VT por hora, con magnitudes inferiores a 2,0 grados. Además, en ambas estaciones se observaron, aunque en forma muy esporádica, eventos de tipo LP de corta duración (inferiores a 60 segundos).De acuerdo a lo anterior, los especialistas de Sernageomin sostienen que no se puede descartar la ocurrencia de eventuales explosiones mayores por obstrucción del conducto eruptivo principal, que podrían producir la destrucción parcial del domo y la generación de flujos piroclásticos, por lo cual, el ingreso al área aún resulta muy peligroso para la población y mantienen el estado de alerta volcánica roja para la zona.Los efectos de la acumulación de cenizas son evidentes en un radio de 120 o más Kms en torno al volcán Chaitén. Sin embargo, no hay claridad de los posibles efectos que este material podría tener sobre la salud de la población y animales. Aunque se han mencionado algunos aspectos nocivos asociados a la caída y acumulación de este material, la evaluación del riesgo para las personas y animales, así también como para el medioambiente en general, pasa por un conocimiento detallado del tamaño, composición química y mineralogía de las cenizas. 

Un reciente informe emitido por Departamento de Geología, Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, puede ayudarnos a comprender estos riesgos. En el se señala que: “La ceniza tiene una composición riolítica, con valores de SiO2 (sílice) de 73.3% en peso y de álcalis (Na2O + K2O) de 7.28% en peso, similar al único análisis realizado con anterioridad a la erupción. El material tiene además un bajo contenido de metales. El tamaño de las partículas de ceniza varía desde 2,5 μm hasta centenas de micrones (μm). El resultado del análisis, muestra que un 30 % de las partículas presentan un tamaño inferior a los 15 μm, mientras que un 23 % es menor a los 10 μm. Partículas de fracciones menores a 4 μm representan sólo un 12% de la muestra”. 

El mismo informe señala, que las partículas de ceniza corresponden principalmente a fragmentos esféricos y elongados de vidrio volcánico (SiO2 fundamentalmente), cristales de cuarzo, albita, feldespato potásico y dickita (arcilla formada por descomposición del vidrio en presencia de agua). Todos, elementos característicos de este tipo de erupciones. Sin embargo, los análisis confirmaron además la presencia de cristobalita, una especie cristalina de sílice que es la fracción más fina de las cenizas. En conjunto, las cenizas del Chaitén serían de menor diámetro que las emisiones del volcán Hudson.Para la caracterización de las cenizas se utilizaron las técnicas de Microscopía Electrónica de barrido (SEM), Microscopía Electrónica de Transmisión de Alta Resolución (HRTEM), Espectrometría de Emisión Atómica por Plasma Acoplado (ICP-AES), Difracción de Rayos X (DRX), Espectrometría Infrarroja por Transformada de Fourier (FTIR) y Granulometría Láser. Las imágenes de cristobalita obtenidas por del Departamento de Geología de la Universidad de Chile, son partículas, que habitualmente pasan inadvertidas por otro tipo de análisis, debido fundamentalmente al tamaño de estas. 

La exposición prolongada a los cristales de cristobalita ha sido asociada a enfermedades pulmonares como la silicosis, y eventualmente a cáncer pulmonar, como los señala el American Government Industrial Hygienists, que considera como límite máximo un valor promedio de 0,05 miligramos por metro cúbico durante 8 horas de exposición a cristobalita fina.El efecto en la salud que pudiese tener la ceniza es altamente dependiente del tamaño de las partículas, pues el material fino posee la capacidad de ingresar al sistema respiratorio con mayor facilidad que las partículas más gruesas. En general, partículas con diámetros mayores a los 15 μm no penetran en el sistema respiratorio y sus efectos en la salud se encuentran más bien asociados a irritaciones oculares. Aquellas partículas entre 10 y 15 μm son retenidas en la parte alta del sistema respiratorio, causando irritación en la garganta y en las vías respiratorias. Partículas menores a los 10 μm pueden afectar los bronquios, pudiendo dar origen a enfermedades como bronquitis o asma. Por último, las fracciones más finas que 4 μm (cristobalitas) son catalogadas como partículas respirables, en consecuencia estas pueden penetrar en los alvéolos pulmonares, produciendo silicosis y en casos extremos cáncer, cuando la exposición es prolongada en el tiempo. 

Un tema que sin lugar a dudas deberá ser evaluado en mayor profundidad, toda vez que la ocurrencia de estos fenómenos eruptivos en nuestro país, son frecuentes. La violenta erupción del volcán Hudson, un poco al sur del volcán Chaitén en Agosto de 1991 (137 kilómetros al suroeste de la ciudad de Coyhaique) que expulso cenizas con violencia durante dos semana y se mantuvo activo durante cuatro meses, pudiese ser la cusa de una serie de enfermedades de origen “desconocido” que afectan en la actualidad a los habitantes de Patagonia, como lo señala Danka Ivanoff en su blog, desde Chile Chico. 

A la luz de lo ocurrido tras la erupción del volcán Hudson, cabe preguntarse: ¿qué calidad de vida se puede esperar para los habitantes de Chaitén, Futaleufú y Palena y otras tantas localidades próximas?. En realidad, el panorama es bastante sombrío. En este momento, el volumen de cenizas volcánicas expulsadas por el Chaitén ha superado la cantidad que arrojó el Hudson. Por otra parte, la proximidad de la ciudad, casi colgada sobre la ladera del volcán (a 10 Km.) es crítica y muy insegura, no sólo ante la emisión de cenizas sino también frente a la posibilidad concreta de una erupción más violenta.


Fotografías
: CHRISTIAN BROWN P. - Fotógrafo Gobierno Regional de Los Lagos.

Compartir:

TRADUCTOR

OPERADOR TURISTICO

ALOJAMIENTO RECOMENDADO

PESCA EN PATAGONIA CHILE

GALERÍA DE IMÁGENES

LIBROS RECOMENDADOS