AEROPUERTO PUERTO NATALES.

El aeropuerto Teniente Julio Gallardo, se ubica a 7 km de la ciudad de Puerto Natales. Fue inaugurado en 1995 con el propósito de facilitar el acceso al Parque Nacional Torres del Paine.

Hasta el 5/12/2016, cuando se inauguran las obras de ampliación, mejora y normalización del área de movimiento y terminal de pasajeros, disponía de una pista de asfalto de 1.760 metros de largo y 30 de ancho, que estaba operativa para recibir aviones del tipo: Boeing 737 (110-189 pasajeros). 

Durante la temporada 2006-2007 arribaron varios vuelos chárter con turistas europeos -principalmente franceses- utilizando aeronaves del tipo Boeing 737-200 Advance operados por la empresa nacional Sky Airlines. Además, en forma regular es utilizado por la regional Aerovías DAP y en la actualidad, los emprendedores argentinos esperan concretar un acuerdo para establecer un “puente aéreo” entre el aeropuerto de Calafate y el de Natales, par extender su oferta turística en Patagonia. 

En la actualidad, luego de las mejoras realizadas, dispone de un terminal aéreo de 1.207 m2 que incluye hall de acceso, cafetería, zona de embarque y desembarque, una planta de tratamiento de aguas servidas, obras de paisajismo exterior y una pista de 2.000 metros de largo por 45 metros de ancho, que permite la operación de aviones de mayor envergadura como los Airbus A319 (124 a 156 pasajeros) o el A320 (164 a 180 pasajeros).

Algunos, a pesar de que resulta obvio el rol que ha desempeñado el estado en el desarrollo regional, siguen sosteniendo que la subutilización del terminal aéreo -sólo de Diciembre a Marzo- es consecuencia de que “las autoridades chilenas son lentas para tomar decisiones que impulsen su uso más intensivo” (“La Prensa Austral -28/4/2007- Manuel Rodríguez).

Otros -entre los que me incluyo- planteamos que es parte de las políticas implementadas por LAN Chile, hoy LATAM y su decisión de seguir utilizando el aeropuerto de Punta Arenas -distante a 257 Km. al sur de Puerto Natales- como su base de operaciones, olvidándose de Natales. Una decisión, que no se relaciona con las condiciones técnicas y de seguridad que ofrece el actual terminal, sino de una "curiosa" estrategia comercial. Una decisión respetable, por cierto, pero ha derivado, a falta de otras alternativas, no solo en prácticas impositivas -tarifas, horarios- sino también, ha limitado la afluencia de un mayor número de turistas -incluidos los nacionales-, para los cuales resulta, en muchos casos, prohibitivo, porque, además del valor de los pasajes, deben asumir costos adicionales de traslado desde Punta Arenas al Paine.

No pretendo que LAN asuma un rol solidario y subsidie los precios a Patagonia. Pero de vez en cuando, es bueno mirar al jardín del vecino y aprender de la experiencia de otros…En este sentido, la experiencia de los emprendedores argentinos, puede ser un buen referente o incluso un modelo para imitar. Hacia 1997 había en El Calafate (Argentina) un aeropuerto de tercera categoría -dicho por ellos- al que sólo podían arribar aviones muy pequeños. Las autoridades de Turismo de la Provincia de Santa Cruz (Argentina), decidieron invertir -al igual como se ha hecho en Puerto Natales- en un nuevo terminal aéreo para facilitar el acceso al Parque Los Glaciares. De esta forma, no sólo redujeron las horas de viaje innecesario y tedioso desde Río Gallegos (352 Km al oriente.), sino también, mejoraron su accesibilidad, extendiendo el servicio a todo el año.

Y los resultados de su estrategia y la decisión de avanzar en este sentido, están a la vista. Mientras el aeropuerto de El Calafate -que entró en operaciones recién en Noviembre de 2000- recibió ya el año 2006 a 188 mil pasajeros el de Natales (Chile), sólo movilizó a 3.600 (la mayoría de ellos en vuelos chárter). La disparidad de movimiento entre ambos terminales, no solo es abismante, sino también, un motivo de preocupación, más aún, cuando gran parte del desarrollo futuro que se prevee para la región está asociado al turismo. 

Hoy Puerto Natales está más cosmopolita que nunca. Cambio definitivamente de cara. Abundan los nuevos restaurantes, hay nuevos lugares donde se habla más inglés que español y se han inaugurado exclusivos hoteles que abren todo el año. Porque la Patagonia no da tregua, ni descansa. Incluso en invierno es un destino relevante, que ha convertido a Puerto Natales, no solo en una de las ciudades del sur de Chile de mayor desarrollo en los últimos años, sino también, en un destino en si mismo. No por nada, los emprendedores del otro lado de la cordillera, que han hecho del turismo una fuente significativa de ingresos, están pensando en establecer un puente aéreo entre Calafate y Puerto Natales, para extender su oferta turística en Patagonia, más allá de la temporada estival (alta).
Compartir:

TRADUCTOR

OPERADOR TURISTICO

ALOJAMIENTO RECOMENDADO

PESCA EN PATAGONIA CHILE

GALERÍA DE IMÁGENES

LIBROS RECOMENDADOS