BATERÍAS DE PAPEL

Investigadores del Rensselaer Polytechnic Institute de Nueva York, acaban de divulgar los resultados de una investigación en que consiguieron desarrollar una batería diminuta, muy ligera y flexible, cuyo soporte principal son simples hojas de papel, compuesta en un 90% de celulosa y un 10% de nanotubos de carbono que funcionan como electrodos.

Al ser de “papel”, es sumamente ligera, y se puede plegar, recargar y funciona a temperaturas extremas de 73º bajo cero y más 148º grados centígrados. Estas baterías producen energía de igual manera que las de ion-Litio utilizadas habitualmente en los dispositivos electrónicos. La diferencia es que éstas tienen un soporte de papel, según el estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. 

Los científicos, dirigidos por Robert Linhardt, explicaron que impregnaron diariamente papel poroso con nanotubos de carbono al que adicionaron un electrolito para transportar corrientes eléctricas, creando condensadores de alta capacidad o supercondensadores, baterías y dispositivos híbridos que almacenan y proporcionan energía.

“Los componentes están molecularmente unidos entre sí. Se imprime el nanotubo de carbono sobre el papel, de forma similar a la impresión rotativa de un periódico y el conjunto puede emplear electrolitos naturales existentes como: sudor, orina y sangre humana para ser activados y producir electricidad” explica Robert Linhardt profesor de biología y química del Renssealer Polytechnic Institute y “el resultado final es un dispositivo que se ve, se siente y pesa como el papel”. La pila puede ser enrollada, plegada, retorcida o cortada en varios fragmentos sin perder sus propiedades o capacidades, agregando que: "ahora solo queda por conseguir materia prima barata, para comenzar su producción industrial"...

Sin lugar a dudas es un excelente avance tecnológico, que inyecta nuevas esperanzas para cambiar las actuales baterías, altamente contaminantes, por otras mas amigables con el medio ambiente. Pero, mientras más usos hay para el papel, más árboles hay que “talar”...

La historia reciente -Proyecto de Forestal Trillium, propiedad del magnate norteamericano David Syre, para convertir en astillas 2.700 hectáreas de bosque nativo compuesto principalmente por lenga y coigüe en la porción chilena de Tierra de Fuego- nos debe hacer reflexionar sobre el particular. De acuerdo al plan de explotación propuesto por Trillium, en solo 25 años, habrían arrasado toda la vegetación nativa de la isla grande de Tierra del Fuego. Una vez autorizado el inicio de actividades de explotación maderera ¿quien podría impedirles que arrasaran y remplazaran el extenso bosque nativo patagónico por monocultivos de mayor rapidez de crecimiento y rentabilidad?...

¡Cuidado!… los bosques patagónicos pudiesen convertirse en pilas… La sangre, el sudor, lagrimas y las esperanzas de sus habitantes, en los electrolitos para solventar del déficit energético que trae al mundo de cabeza.


Compartir:

TRADUCTOR

OPERADOR TURISTICO

ALOJAMIENTO RECOMENDADO

PESCA EN PATAGONIA CHILE

GALERÍA DE IMÁGENES

LIBROS RECOMENDADOS